Logo Computerhoy.com

Las 9 maneras de ahorrar batería mejorar la autonomía de tu smartwatch

Smartwatches
Fossil lanza su nuevo smartwatch Gen 6, procesador top y será actualizable a Wear OS 3

Si tienes un smartwatch y quieres aumentar la duración de la batería lo mejor será que sigas estos nueve consejos que hemos recopilado y que te serán de utilidad.

Los relojes inteligentes se han convertido en complementos esenciales para muchos usuarios y, es que, estos dispositivos permiten gestionar una serie de datos imprescindibles como son las notificaciones o las estadísticas que se generan a la hora de realizar deporte. Eso sí, el hecho de mostrar tal cantidad de información hace que la batería se agote.

Es bastante común entre los relojes inteligentes que su autonomía no sea la esperada o la anunciada. El estar construidos en un cuerpo extremadamente compacto hace que sea muy complicado integrar una batería de alta capacidad, además al estar constantemente conectados y registrando datos la autonomía se resiente.

No hay ningún truco mágico para prolongar la batería de un smartwatch, pero sí hay recomendaciones para evitar que el dispositivo tenga una autonomía pésima. Nos hemos puesto manos a la obra para  encontrar las nueve formas de conseguir ahorrar batería en tu smartwatch.

Desinstala aplicaciones

Los relojes inteligentes más modernos cuentan con la posibilidad de instalar aplicaciones en su interior. A la hora de instalar aplicaciones dentro de un smartwatch hay que tener en cuenta que estos dispositivos no son teléfonos móviles y, por lo tanto, no tienen la potencia necesaria para hacer frente a muchas aplicaciones. Lo mejor es tener instaladas las aplicaciones necesarias y desinstalar las que no hagan falta.

Apaga los asistentes de voz

Los asistentes inteligentes llegaron para hacernos la vida más fácil y ahora se encuentran presentes dentro de casi todos los dispositivos. Parece algo positivo puede suponer un problema para la batería. Y, es que, los asistentes de voz lo que hacen es tener siempre activado el dispositivo por si tiene que realizar una acción. Es por ello que lo más recomendable es desactivar estos asistentes inteligentes para así evitar que el dispositivo esté siempre activado y consumiendo batería.

Apaga el movimiento de muñeca para despertar la pantalla

Este ajuste es bastante claro y, es que, el hecho de que se encienda la pantalla del reloj inteligente cada vez que se mueve la muñeca puede parecer una tontería. Pero lo que ocurre en realidad es que el dispositivo está haciendo uno de los mayores gastos energéticos y, muchas veces, este se hace sin querer ya que los movimientos de la muñeca no son siempre para consultar el reloj.

Elimina notificaciones innecesarias

Tener un smartwatch permite asumir un control en las notificaciones de las diferentes aplicaciones, pero resulta ridículo que todas las aplicaciones tengan que anunciarse en el reloj y más cuando la mayoría de estas notificaciones no se llegan a ver de manera correcta en una pantalla tan pequeña. Lo mejor es restringir las notificaciones a solo a un puñado de aplicaciones.

Reduce el brillo de la pantalla

Este ajuste es bastante lógico igual que con la recomendación de apagar el movimiento de muñeca para encender la pantalla. Lo que se hace con este ajuste es evitar que la pantalla gaste por encima de sus posibilidades y aumentar así la duración de la batería a lo largo del día en el dispositivo.

El modo pantalla siempre en encendida tiene que decir adiós

Los últimos relojes inteligentes integraron un nuevo modo con el cual aprovechar al máximo las capacidades de los paneles de los que disfrutan. El tener siempre la pantalla encendida, incluso siendo OLED o AMOLED, supone un gasto energético que un dispositivo con una batería tan pequeña no debería tener que asumir.

Encuentra una esfera que no consuma demasiado

Parece mentira, pero las esferas de los relojes inteligentes consumen de distinta forma. Y, es que, una esfera mucho más completa y con una gran cantidad de datos supone que el reloj tenga que hacer la medición de los mismos. Además, estas suelen tener animaciones que encarecen la batería del smartwatch.

Apaga el GPS si no lo estás utilizando

Los teléfonos móviles pueden tener el GPS siempre encendido y es lo más recomendable, pero en un reloj tiene poco sentido hacer esto. El GPS solo debería estar encendido en momentos concretos donde se vaya a realizar deporte y, por lo tanto, aprovechar al máximo este posicionamiento.

Usa los modos de ahorro extremo

Muchos relojes cuentan con modos específicos destinados a aumentar la duración de la batería del dispositivo. Estos modos suelen reducir por completo las funcionalidades del dispositivo haciendo que, durante un tiempo, no sean tan inteligentes. Lo más lógico es emplear estos modos cuando no se necesiten las notificaciones o se esté practicando una sesión de ejercicio.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además