Skip to main content

15 consejos para evitar estafas en Wallapop al comprar o vender tecnología

Comprar y vender tecnología en Wallapop

14/03/2020 - 07:05

Si quieres comprar o vender tecnología de segunda mano por Wallapop, pero no tienes muy claro cómo evitar que te la jueguen en el proceso, echa un vistazo a los consejos que te damos en esta lista. Evita las estafas teniendo en mente los puntos que verás a continuación.

Es probable que alguna vez hayas comprado tecnología de segunda mano a través de Wallapop. Generalmente lo hacemos por motivos económicos, ya que de esta manera podemos ahorrarnos una cantidad de dinero considerable. 

O puede que lo hayas hecho porque era la única manera de conseguir el dispositivo en cuestión. Ocurre con frecuencia con consolas o juegos retro, o que son suficientemente antiguos como para que no estén disponibles en tiendas normales. 

Pero independientemente de la razón, está claro que todos queremos asegurarnos de que no nos estafan en el proceso. Comprar tecnología de segunda mano a veces puede hacer que nos arriesguemos a perder dinero, o a comprar algo que no es lo que esperábamos. 

Lo mismo ocurre con quienes venden tecnología. Aunque el vendedor en teoría lo tiene más difícil para sufrir una estafa que el comprador, también es posible. Por ejemplo, puede ocurrir que envíes un producto pero nunca recibas el pago. 

Seas comprador o vendedor, tomar precauciones a la hora de adquirir o vender tecnología de segunda mano nunca está de más. Y aunque el sentido común siempre ayuda, a veces los estafadores tienen trucos bajo la manga que no esperarías. 

Índice de contenidos

  1. Verifica el perfil de la persona con la que contactas
  2. Revisa las transacciones previas del usuario
  3. Cuidado con quien no quiere ni discutir la transacción dentro de la plataforma
  4. ¿Demasiado bueno para ser cierto?
  5. Asegúrate de comprobar las características del producto que compras
  6. Comprueba también las especificaciones de software
  7. Pide el IMEI o los números de serie al vendedor
  8. Jamás olvides formatear el dispositivo antes de venderlo
  9. Pide siempre ver el dispositivo en funcionamiento
  10. Las fotos del anuncio dicen mucho del producto
  11. Evita comprar si el producto viene de fuera del país
  12. Cuidado con los envíos que requieren pagos desorbitados
  13. Gestiona siempre los pagos con métodos seguros
  14. Ojo con quien te pida fotos de documentos personales
  15. Si el otro usuario es un comercio, verifica los datos de la tienda

Por ese motivo, en esta lista hemos recopilado algunos consejos que siempre deberías tener en cuenta a la hora de comprar o vender tecnología en Wallapop. Si los tienes en cuenta, te ayudarán a evitar estafas y otras malas experiencias en la plataforma. 

Verifica el perfil de la persona con la que contactas

Lo primero que deberías hacer antes de iniciar cualquier transacción en Wallapop es comprobar la información de la persona con la que estás tratando. Lo mínimo recomendable es que la persona en cuestión tenga la localización aproximada en su perfil, además de una foto y un nombre que no sea un alias. 

En el perfil también puedes ver si el usuario ha verificado su información. Wallapop permite entre otras cosas verificar el correo electrónico o el teléfono, y aunque como usuario no tienes acceso a los datos de otras personas, puedes comprobar si estas se lo han facilitado a la plataforma. 

Si contactas con la persona en cuestión, también podrías pedirle su nombre completo, y hacer una comprobación rápida en redes sociales. Así podrás ver si son quienes dicen ser, y si de verdad viven en la región que indica su perfil de Wallapop. 

Revisa las transacciones previas del usuario

Algo muy práctico que Wallapop permite hacer es comprobar el historial de compras y ventas de cada usuario, así como las valoraciones que otras personas les han dado tras esas transacciones. 

Si te encuentras con un usuario nuevo, puede que no tengan ninguna valoración, ya que no habrán comprado ni vendido nada antes. En estos casos tendrás que pensar si te merece la pena ser quien primero se la juega con esa persona. 

Pero si el usuario tiene valoraciones, asegúrate de prestarles atención. La puntuación general te dará una idea de la fiabilidad de esa persona, y en los comentarios de los usuarios podrás encontrar información más detallada al respecto.

Y si es un vendedor, tampoco está de más que compruebes si ha vendido muchos productos tecnológicos del mismo tipo. Si por ejemplo un usuario se dedica a vender decenas de smartphones, puede que hayas dado con alguien que vende teléfonos robados o falsificaciones.

Cuidado con quien no quiere ni discutir la transacción dentro de la plataforma

A la hora de contactar con alguien para una compra o una venta, es muy importante que intentes hacerlo siempre a través de la aplicación. Por tentador que sea llevar la transacción por Whatsapp o email, quedarte en Wallapop te da una capa extra de seguridad. 

Y no solo por el soporte que pueden ofrecerte desde el servicio de atención al cliente si las cosas se ponen raras. Aunque desde luego, eso es importante y puede evitar que una mala situación vaya a mayores. 

El principal motivo por el que te aconsejamos que mantengas todas las transacciones dentro de la app es que un gran número de estafas comienzan con usuarios diciendo que solo responderán por email

Varios grupos dedicados a la estafa en la compraventa de tecnología por Wallapop comenzaban las conversaciones pidiendo inmediatamente llevar toda la transacción por mail o por teléfono. Se ha convertido en algo común en estafas, así que es preferible evitar a quien insista en gestionar todo fuera de la app.
 

¿Demasiado bueno para ser cierto?

Es lógico que si compras tecnología de segunda mano esperes adquirirla más barata que su precio original. Pero ciertas rebajas no son lógicas a menos que el producto en cuestión no funcione o sea directamente un timo. 

Valora siempre si el precio que marca el vendedor es coherente. Por ejemplo, un modelo reciente de cualquier dispositivo, especialmente uno de alta gama, no debería costar la mitad de su precio original. Ese tipo de reducciones de precio suelen tener como objetivo conseguir que la gente compre sin fijarse, y por tanto poder engañarles más fácilmente.

Y si el que vende eres tú y un usuario contacta ofreciéndote pagar más de lo que cuesta el dispositivo siendo nuevo, u ofreciendo mucho más de lo que tu pides, también es razonable no fiarse, ya que puede que si envías el producto nunca recibas el pago. 

Asegúrate de comprobar las características del producto que compras

Si estás comprando tecnología de segunda mano, es extremadamente importante que te fijes bien en las características del dispositivo que te interesa. Dejando de lado posibles estafas, no tener claras las características técnicas puede hacer que te lleves una sorpresa desagradable. 

A menudo se lanzan al mercado dispositivos que, pese a ser el mismo modelo, presentan versiones distintas con características variadas. Smartphones, ordenadores, tablets, pantallas, consolas… dependiendo de la versión pueden, tener procesadores distintos, menos memoria, o incluso carecer de ciertas funciones. 

Además conocer bien el producto puede evitar que seas víctima de estafas. Si alguien vende, por ejemplo, un modelo concreto de televisor con unas características que no coinciden con las que especifica oficialmente la marca, sabrás que alguien intenta estafarte.

Comprueba también las especificaciones de software

Revisar el software del producto es tan importante como conocer las especificaciones de hardware, pero es muy fácil pasarlo por alto. A fin de cuentas, puede que no te lo plantees siquiera hasta que no hayas realizado la compra.

Cat S52 software

Es cierto que el software de un modelo concreto de dispositivo puede variar en base a numerosos factores, pero siempre debería cumplir con unos mínimos. Y en la web de la marca o en tiendas oficiales siempre tendría que ser posible encontrar datos respecto al software de cualquier modelo. 

Con las características oficiales a mano, comprueba que los datos del software que proporciona el vendedor tienen sentido. Si los datos de sistema operativo, programas o aplicaciones que presenta son demasiado antiguos para ese producto, demasiado nuevos, o incluso incompatibles, no te fíes. 

Pide el IMEI o los números de serie al vendedor

Los números de serie o números identificativos de cualquier producto son prácticamente el DNI de un dispositivo, ya que dan muchos datos sobre el aparato en cuestión. Hay diversas webs en las que puedes comprobar que un número de serie corresponde a un producto concreto. 

Con los productos de Apple es especialmente sencillo, porque en la propia web de la marca puedes introducir el número de serie y comprobar que lo que refleja la página coincide con el producto en cuestión. 

Y lo mismo ocurre con el número IMEI de los smartphone con Android. Identifican la marca, el modelo e incluso la versión concreta del teléfono, por lo que si quieres comprar un móvil de segunda mano conviene que pidas el IMEI antes. 

Esto es especialmente importante si quieres asegurarte de que no adquirirás una falsificación. Y si el vendedor no dispone de esos datos, puede que directamente no tenga el producto que tú quieres comprar y solo sea un engaño. 
 

Jamás olvides formatear el dispositivo antes de venderlo

Esta es una de esas cosas que parecen obvias pero que puede ser sorprendentemente fácil de obviar. Cuando vendemos cualquier dispositivo tecnológico, es muy importante que no lo entreguemos sin eliminar toda la información que contiene

Quizá con algunos dispositivos pienses que no tienes que preocuparte tanto. Pero hasta la información que contiene una cámara de fotos puede contener datos personales o de geolocalización

Por tanto, borra la información y trata de formatearlo o como mínimo, de devolverlo a los ajustes de fábrica. Si el comprador insiste en que se encargará él mismo de hacer todo esto, deberías preocuparte. 

A fin de cuentas, estarías poniendo toda tu información personal y datos bancarios en bandeja. Esto podría permitirles suplantar tu identidad, hacerse con tus cuentas de correo, acceder a tus cuentas bancarias… En resumen, encárgate tú y no lo dejes a manos del comprador. 
 

Pide siempre ver el dispositivo en funcionamiento

A menos que quieras comprar intencionalmente un producto averiado para usar sus piezas, lo lógico es que te asegures siempre de que lo que quieres comprar funciona como debe. Y si es un producto legítimo, el vendedor no debería tener problema en demostrarlo. 

HP en CES 2020

HP

Antes de acordar la compra, pide que te enseñe algún vídeo del producto en funcionamiento. Asegúrate de que no es simplemente una muestra de que el aparato enciende: pide que utilicen varias funciones del dispositivo en el vídeo. 

Si la venta va a realizarse en persona, también es aconsejable que pruebes el aparato por ti mismo antes de aceptar. Así podrás ver de primera mano si hay algo raro, y evitar que te vendan algo que no funciona. 
 

Las fotos del anuncio dicen mucho del producto

Lo lógico sería que antes de comprar cualquier aparato te fijes bien en las fotografías que el vendedor ha incluido en el anuncio. Te servirá para asegurarte de que físicamente el dispositivo es tal cual lo establece la marca, y por tanto podrás detectar posibles falsificaciones. 

Pero más importante aún, sirve para asegurarte de que el vendedor tiene el dispositivo y no te está engañando. Por esta razón, es importante que las imágenes del anuncio sean fotos que ha sacado el vendedor, y no imágenes de la web de la marca o de cualquier otra página.

A fin de cuentas, si tienen el dispositivo, no hay razón para que no puedan sacarle unas cuantas fotos. Por lo tanto, procura evitar aquellos anuncios en los que no hay fotos tomadas por el propio usuario. 
 

Evita comprar si el producto viene de fuera del país

Lo más lógico cuando compras cualquier cosa en Wallapop es que busques aquellos productos que se vendan tan cerca de ti como sea posible, ya que te pondrá las cosas más fáciles. 

Pero si no te queda otra opción que comprarlo a vendedores que no viven cerca, evita a aquellos que estén fuera de España. No solo porque la transacción sea más complicada: si sufres cualquier estafa, será mucho más difícil solucionarlo.

Blu-ray Samsung

Además, cuando se trata de productos tecnológicos hay un problema añadido con comprarlos fuera del país. Muchos dispositivos de entretenimiento, como las consolas o los reproductores DVD y Blu-ray, tienen bloqueo regional, y si no compras el adecuado, el aparato para tu país, el dispositivo es inservible. 

Incluso sin esos bloqueos regionales, podrías tener otros problemas. Por ejemplo, los enchufes cambian mucho de un país a otro, y comprar un dispositivo de fuera de España quizá te obligue a usar siempre un adaptador para poder enchufarlo en tu casa. 
 

Cuidado con los envíos que requieren pagos desorbitados

Seas el comprador o el vendedor, deberías tener claras las condiciones de la venta desde el principio. Y eso incluye saber de antemano las condiciones del envío si no vas a hacer la transacción cara a cara. 

Una estafa común se aprovecha del desconocimiento de los usuarios respecto a envíos. Básicamente, el estafador le dice al vendedor que enviará a una empresa de mensajería para recoger o entregar el producto. 

Envío paquetería correos

Pero el usuario debe hacerse cargo del pago inicial de ese envío, que generalmente supera los 100€. El estafador afirma comprometerse a pagar esa cantidad una vez que el proceso haya terminado, pero por supuesto, ese pago jamás llega.  

En resumen, evita envíos que están totalmente fuera de tu control o que no tienen números de seguimiento que Correos y otros servicios oficiales reconozcan. Y no pagues por algo que no te corresponde, por mucho que prometan devolvértelo. 

Gestiona siempre los pagos con métodos seguros

Nunca deberías hacer pagos por métodos que no te permitan reclamar con facilidad, o hacer un seguimiento mínimo del otro usuario. Si quieres evitar que te engañen diciendo que han pagado cuando en realidad no es así, o que retrocedan el pago antes de que te des cuenta, puedes tomar una serie de precauciones. 

Lo más fiable es que mantengas el pago siempre dentro de la plataforma. Wallapop tiene su propio sistema de pagos seguros dentro de la app llamado Wallapay, y exige que los usuarios verifiquen sus datos reales, como el DNI o la tarjeta bancaria, para poder llevar a cabo cualquier transacción. 

Si por cualquier razón prefieres no usar Wallapay, opta por un pago en mano o en todo caso, por servicios como Paypal en los que te será muy sencillo pedir un reembolso si algo sale mal. 

No optes nunca por giros postales, ingresos o transferencias para los pagos. Las transferencias pueden anularse durante 48h, por lo que un justificante bancario no es garantía de nada. Y los documentos que verifican un ingreso o un giro postal pueden falsificarse fácilmente.

Ojo con quien te pida fotos de documentos personales

Ya sea para compras o ventas, si llevas la transacción dentro de Wallapop no es necesario que envíes al otro usuario imágenes de tu DNI, tu pasaporte o documentos de tu banco. 

Enviar fotos de documentos oficiales a un extraño nunca es buena idea. Y considerando que Wallapop puede encargarse de verificar tu identidad, no hay razón para que el otro usuario te exija comprobarlo con fotos de tus datos

Ha habido numerosos casos en los que grupos organizados se dedicaban a estafar usuarios y a robarles la identidad. Pedían fotos del DNI y otros documentos supuestamente por comprobar que el usuario no estaba estafándoles, y después utilizaban esas fotos para ganarse la confianza de otras personas y engañarles. 

Si el otro usuario es un comercio, verifica los datos de la tienda

Hay comercios de tecnología de segunda mano que, además de tener tienda física, compran y venden también a través de Wallapop, ya que les permite llegar a una audiencia aún mayor.

Si la transacción la estás gestionando con una tienda de este tipo, asegúrate antes de que son quienes dicen ser, igual que harías con un particular. Puedes comprobar los datos de la tienda en internet, e incluso contactar con ellos por teléfono o mail.

Si hablas con la tienda directamente, puedes verificar que de verdad venden por Wallapop, e incluso puedes pedirles su perfil en la app, para asegurarte de que es el mismo con el que tú has mantenido contacto.