Skip to main content

Cómo evitar que te engañen con una réplica china de un móvil

Reparación móvil

Depositphotos

15/02/2020 - 07:30

Comprar un smartphone no es una decisión sencilla, y a las dudas que podamos tener sobre qué modelo comprar puede sumarse el problema añadido de no saber si estamos comprando un móvil original o un clon de procedencia asiática. Pero hay algunos procedimientos que pueden ayudarte en esta situación.

Vivimos rodeados de tecnología, y hay ciertos dispositivos como nuestros smartphones que nos acompañan durante prácticamente cada minuto de nuestro día a día. Se han convertido en un elemento clave en el uso de tecnología de millones de personas en todo el mundo.

Aunque su función base es mantenernos comunicados, la tecnología de los smartphone ha avanzado tanto que en muchos casos, tener un teléfono móvil de este tipo es como llevar un ordenador en miniatura en el bolsillo.

Por esta razón, comprar un smartphone es un proceso que no podemos tomarnos a la ligera. Conviene valorar bien las características, el precio, e incluso la tienda en la que vamos a realizar la compra, para evitar sustos a corto o largo plazo.

Y precisamente, en la compra de smartphones se esconde un riesgo del que no todo el mundo es consciente: existe un amplio mercado no muy conocido de falsificaciones asiáticas que pueden llevarnos a comprar un producto falso sin que nos demos cuenta.

Índice de contenidos

  1. Los riesgos de los smartphones falsos
  2. Empezando por lo más básico: la fiabilidad de las tiendas
  3. El precio y la disponibilidad también importan
  4. Comprueba el exterior del smartphone y su diseño 
  5. La caja tiene información muy relevante
  6. Características técnicas y funcionamiento del teléfono

Si piensas que es algo que no ocurre con frecuencia, quizá te sorprenda saber que es algo bastante común. Según datos de la OCDE, en torno al 20% de los smartphones comprados mundialmente son en realidad copias falsas de dispositivos de diversas marcas. 

Los riesgos de los smartphones falsos

Puede que no parezca algo especialmente preocupante de primeras, e incluso puede ser tentador comprar un smartphone falso por ser más barato que el modelo original por el que pretende hacerse pasar. 

Pero estos móviles replica, también conocidos como clones, pueden ser un auténtico peligro para nuestra información y nuestro bolsillo. Dado que las compañías que los crean no tienen limitaciones legales de ningún tipo, sus productos ponen en riesgo la seguridad informática de los usuarios.

Por poner algunos ejemplos, se ha comprobado que, frecuentemente, los smartphone clon tienen aplicaciones preinstaladas que se dedican a robar nuestros datos, contraseñas, información personal y bancaria… O incluso a instalar malware capaz de infectar a todos los dispositivos de una misma red.

También es muy común que estos clones tengan versiones de sistemas operativos muy antiguas. Esto hace que funcionen con versiones de Android o IOS sin soporte en la actualidad, y que pueden llevar meses, o incluso años, sin actualizaciones de ningún tipo, haciendo que el dispositivo sea aún más vulnerable a ataques

No se trata solo de pagar por algo que no se corresponde con lo que queremos comprar, sino que es también un problema para la seguridad de nuestros datos. 

Por tanto, tomar precauciones nunca está de más. Hay maneras de asegurarnos de que el smartphone que estamos comprando no es un clon, y en este artículo vamos a darte algunas pistas para que puedas identificar una copia y evitar que te timen. 

Empezando por lo más básico: la fiabilidad de las tiendas

Puede que esto parezca bastante obvio, pero la fiabilidad de la tienda en la que compramos el producto tiene mucho que ver con las probabilidades de que el smartphone que adquiramos no sea más que una réplica. 

Es muy importante que seleccionemos cuidadosamente el lugar de la compra. Ya sea una tienda online o un comercio presencial, todos presentan unos riesgos propios que podemos evitar si somos suficientemente precavidos. 

Una opción cada vez más común en las compras de tecnología es adquirir los productos por internet, y las técnicas de phishing pueden jugarnos una mala pasada. Desde webs que fingen vender productos, hasta webs que se hacen pasar por las páginas oficiales de diversas marcas, internet está lleno de sitios nada fiables.

Como es lógico, lo más seguro es acudir siempre a las webs de la marca. No solo garantizan que obtendremos el producto original, sino que además en caso de tener problemas con el smartphone, usualmente recibiremos soporte técnico directamente de ellos.

Pero en ocasiones, comprar directamente a la marca no es una opción. En ocasiones no tienen stock del dispositivo que queremos, y a veces los precios de venta son muy superiores a los que reflejan otras tiendas. 

Cuando buscamos alternativas a la web de la marca, es preferible quedarse con las de mayor reputación. Si adquieres productos en PcComponentes, Amazon, Fnac y otras tiendas similares, vas a tener mucha más garantía de recibir aquello por lo que has pagado. 

Pero ojo, porque incluso en estas webs pueden conseguir estafarte. Muchas tiendas online como Amazon permiten que particulares y empresas vendan productos a través de su plataforma

Y dado que la empresa propietaria de la web no revisa los productos vendidos por terceros, algunos vendedores utilizan esto en su beneficio, para vender falsificaciones de productos reales. 

Lo más sencillo para evitar que te timen en estos casos es comprar directamente los productos vendidos por la empresa que lleva la web o por la marca (si dispone de una cuenta oficial en esa página. 

No solo tendrás casi total garantía de recibir el smartphone original, sino que además en caso de tener algún problema lo tendrás mucho más fácil para reclamar

Tienda de smartphones

Depositphotos

Y si optas por comprar tu smartphone a vendedores más pequeños dentro de estas tiendas, o en tiendas en las que la venta siempre está manejada por terceros, como es el caso de eBay, trata de comprobar primero que los vendedores son fiables. 

Revisa las valoraciones que hayan dejado otros usuarios (y asegúrate también de que no son valoraciones compradas para hacerles quedar bien).

Comprueba que tengan un número de valoraciones alto, pero verifica que esas valoraciones no hayan sido publicadas todas el mismo día, o en días muy cercanos. 

Y utiliza siempre un método de pago seguro. Una de las opciones más fáciles es PayPal, ya que protege tus datos personales, y si sufres una estafa lo pone bastante fácil para reclamar y que te devuelvan el dinero. 

Por otra parte, desconfía de webs de las que nunca hayas oído hablar. Es recomendable buscar opiniones de esas webs en internet, de nuevo, asegurándonos de que son opiniones verídicas. Si no encuentras valoraciones o las que hay hablan de que nunca llegó el producto o lo que llegó no era un smartphone original, opta por una tienda online diferente.

Hay muchas maneras para estafar a alguien a través de una web con técnicas de phishing, así que si tienes dudas, te recomendamos leer alguno de nuestros artículos sobre phishing para aprender a detectarlo con mayor facilidad. 

Muchos de estos consejos son también aplicables a tiendas físicas. Si optas por ir a un comercio para adquirir tu smartphone, siempre es preferible ir a tiendas de la marca, tiendas de compañías telefónicas, o comercios oficiales de diversa índole. 

Comprueba también las valoraciones de la tienda, y el conocimiento del personal respecto a los productos que venden, ya que cuando se trata de smartphones de segunda mano, el comercio puede adquirir productos falsos de modo consciente o inconsciente, sobre todo si las personas a cargo no disponen de conocimientos adecuados para detectar los clones.

Si optas por una tienda en la que venden dispositivos de segunda mano, te tocará prestar aún más atención, y tendrás que fijarte en aspectos físicos y técnicos del smartphone en cuestión, tal como detallamos más adelante en este artículo. 

El precio y la disponibilidad también importan

A todos nos encantaría tener un smartphone recién lanzado al mercado cuyo precio de venta se acerca a los mil euros pero que hemos podido encontrar por menos de la mitad en internet. 

Pero si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente lo sea. Cuando el precio es excesivamente bajo en comparación con el precio oficial, y la tienda por la que navegas no es una web de mucha reputación o permite vender a terceros, es probable que te estés enfrentando a una estafa.

Este tipo de ofertas exageradamente baratas son comunes en anuncios y en emails de malware, así que utiliza el sentido común antes de lanzarte a comprar en una tienda solo en base al precio que reflejan.

Por ejemplo, si hace escasamente un mes se puso a la venta un nuevo modelo de iPhone que ronda los 900€, pero lo encuentras en una tienda por 200€, algo va mal. 

Si lo venden como un smartphone nuevo, es casi seguro que se trata de una estafa. Por mucho que los comercios tengan ventajas a la hora de adquirir productos de las marcas, esas diferencias de precio tan altas no se corresponden con los acuerdos que puede haber entre una tienda y una empresa. 

Por supuesto, las ofertas existen, y puede haber mil motivos por los que una tienda decida rebajar el precio de un smartphone, pero siempre hay que asegurarse de que la oferta que hemos visto refleje un precio coherente.

Y si se trata de un smartphone de segunda mano, la situación tampoco es mucho mejor. Si el smartphone en cuestión salió hace tiempo, el precio debería ser acorde al que se maneje en tiendas fiables para ese mismo dispositivo. Incluso siendo de segunda mano, la diferencia de precio no debería ser drástica a menos que el móvil presente daños serios.

Y si el smartphone lleva poco tiempo en el mercado, deberías ir con todavía más precaución si intentas adquirirlo de segunda mano.

Aquellos usuarios que compren el smartphone original y no estén satisfechos con él siempre van a preferir optar por devolverlo antes que por venderlo, especialmente cuando hace menos de un mes que se puso a la venta. 

Portátil que muestra rebajas de Cyber Monday

Depositphotos

E incluso si lo venden, no van a hacerlo perdiendo tanto dinero en el proceso. No tiene lógica que alguien venda un smartphone cuyo precio original es de casi 1000€ y apenas ha sido utilizado por menos del 80% de su precio base. Especialmente si ese smartphone lleva poco tiempo en el mercado.

Tampoco deberías confiar de aquellas tiendas o webs en las que intenten vender el smartphone por mucho menos de su precio original y que utilicen el gancho de que quedan pocos en stock, o de que la oferta dura muy poco tiempo.

Es una táctica habitual para hacer que los compradores compren rápidamente, sin fijarse demasiado, por la urgencia de no perder una oferta que resulta muy llamativa. Y lo mismo ocurre cuando una tienda vende un smartphone que está descatalogado en todas las demás webs.

Comprueba el exterior del smartphone y su diseño

No siempre vamos a tener la posibilidad de tener el smartphone en las manos antes de comprarlo, pero si tienes la oportunidad, es muy importante que revises bien todas las características antes de tomar una decisión final. 

En la web de la marca, y en numerosos medios de tecnología como el nuestro, podrás encontrar la ficha técnica del smartphone que te planteas comprar, y es recomendable tener los datos a mano a la hora de hacer la compra. 

También puede resultarte muy útil comparar el smartphone que te interesa con otro del mismo modelo y del cual ya tengas la certeza de que es un modelo original. Ponerlos uno al lado del otro puede darte pistas visuales muy importantes a la hora de detectar un clon.

Dos smartphones lado a lado

Depositphotos

Empieza fijándote en el diseño externo del smartphone, para comprobar si hay algún detalle que no cuadre con producto oficial. Quizá el logo esté situado en una posición distinta a la que aparece en las fotos publicadas por la marca, o las cámaras no estén distribuidas como deberían. 

El marco de la pantalla y el notch de la cámara frontal también pueden mostrar diferencias significativas, por ejemplo, siendo más grandes o más pequeños. Y es muy importante revisar el número de botones del smartphone, así como su localización, para asegurarse de que coinciden con el original. 

Las ranuras que presenta el smartphone también son relevantes. Muchos móviles actuales no disponen de ranuras para SIM, y otros tienen hueco para SIM doble. Con un simple vistazo puedes comprobar si tiene el número de ranuras que debería. Y si pides al vendedor que abra las ranuras que has localizado, podrás comprobar si su función se corresponde con la que establece la marca. 

Y hay un detalle más obvio todavía: el color del smartphone. Es muy habitual que las marcas lancen varias versiones del mismo móvil en diferentes colores, y es sencillo comprobar qué colores están disponibles oficialmente. 

Por ejemplo, el Xiaomi Mi 9 está disponible en tres colores: azul, morado y negro. Es algo que puedes comprobar en cuestión de segundos en la web de la marca. Por tanto, si vas a una tienda y te encuentras un Mi 9 en otro color, estás ante una falsificación. 

Xiaomi Mi 9 modelos

Depositphotos

Incluso si la marca lanza alguna edición especial que modifique significativamente el color o el diseño del smartphone, podrás verificar su apariencia fácilmente en comunicados oficiales del fabricante y medios de comunicación. 

Lo mismo ocurre con los materiales de fabricación, verificables también en la web de la marca, y que pueden señalar de manera obvia que estamos ante un smartphone de calidad inferior. 

Por tanto, la apariencia puede indicar rápidamente si es un producto oficial o no.

La caja tiene información muy relevante

Probablemente es lo último que se te pase por la cabeza, pero la caja en la que viene el smartphone también puede ser un buen indicativo de si se trata de un smartphone legítimo o de un clon. 

Igual que con el móvil en sí, puedes buscar diferencias en el diseño de la caja que te alerten de una posible falsificación. Pero hay datos aún más relevantes que puedes comprobar gracias a ella. Principalmente el número IMEI, o el número de serie en los iPhone

En internet hay numerosas webs, como IMEI.info, en las que puedes verificar el IMEI del smartphone que quieres comprar. Al introducir el IMEI en una de estas webs, deberías ver información de la marca y modelo exactos del smartphone que estás analizando. 

Si por la contra te da datos de un modelo diferente, o incluso de móviles de otra marca, estás ante una falsificación. 

imei

Además, el IMEI que aparece en la caja también debería coincidir con el IMEI que refleja el propio móvil. Si tienes la posibilidad de encender el smartphone, comprueba en los ajustes del teléfono el IMEI, y verifica que sea el mismo de la caja.

El proceso con el número de serie de los teléfonos iPhone es exactamente el mismo. Simplemente dirígete a esta web de Apple e introduce el número de serie en el campo indicado. Si el resultado es que el código no es válido, el iPhone que tienes en la mano es falso.

Características técnicas y funcionamiento del teléfono

Quizá no puedas realizar esta comprobación antes de comprar tu nuevo smartphone. Pero revisar las características técnicas del smartphone que estas comprando, y comprobar su funcionamiento es uno de los métodos más efectivos a la hora de detectar clones.

La verificación más directa que puedes hacer en este aspecto es comprobar que el listado de características y de componentes coincide con lo que especifica la marca. Muchas veces podrás encontrar todos estos detalles en la caja en la que viene el smartphone, o en la documentación que se incluye dentro de la misma. 

Y si enciendes el smartphone, en los ajustes podrás comprobar la versión de Android o IOS con la que está funcionando, así como información detallada respecto al hardware del teléfono. 

De nuevo, con la información oficial a mano, puedes comprobar que todos los componentes coincidan con lo especificado con la marca, y que la versión del sistema operativo instalado también es la adecuada. Cualquier discordancia en estos datos pueden ser señal de falsificación en un móvil.

También conviene probar el smartphone y asegurarse de que el funcionamiento se corresponde a sus características. Por ejemplo, algo muy común en las falsificaciones es utilizar procesadores de potencia muy reducida, sobre todo en comparación con el smartphone original. 

Por tanto, si estás probando un móvil de última generación que debería desenvolverse con facilidad en la mayoría de situaciones, pero tiene problemas para lidiar con apps mínimamente exigentes, quizá no se trate de un smartphone original. 

Lo mismo ocurre con cámaras que deberían tener una calidad de imagen muy elevada pero hacen fotos mediocres, o con pantallas supuestamente de alta definición en la que la calidad es cuanto menos dudosa. 

Lógicamente, esto también puede ser indicativo simplemente de que el smartphone tiene algún tipo de defecto, por lo que puede salvarte de adquirir un móvil que, pese a ser original, tiene algún fallo interno. 

En cualquier caso, asegúrate de que antes de una compra haces las cosas con cabeza. Si quieres adquirir un nuevo móvil, revisa bien y toma varias de las medidas que hemos mencionado anteriormente para asegurarte de que no te están estafando.