Logo Computerhoy.com

La IA del Samsung Galaxy S23 Ultra se pasa de lista: le pone dientes a los bebés

Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

La IA del Samsung Galaxy S23 Ultra se pasa de lista: le pone dientes a los bebés
Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

La nueva polémica de Samsung tiene como protagonista a su IA para mejorar imágenes en sus móviles y a la fotografía de un bebé.

La Inteligencia Artificial ha llegado para quedarse y los fabricantes de dispositivos móviles quieren sacar tajada de las ventajas que supone contar con este tipo de tecnología en sus dispositivos móviles. A lo largo de las últimas semanas hemos visto diferentes aplicaciones, aunque no todas correctas como en el caso del Samsung Galaxy S23 Ultra.

No, no hablamos de las polémicas fotografías a la Luna. Ahora el problema ha sido otro y, en verdad, es mucho más grave que la situación la Luna. Hablamos acerca de que la IA del Samsung Galaxy S23 Ultra al mejorar una fotografía de un bebé lo que hace es añadir dientes y cambiar la forma que tienen los ojos.

Sí, has leído bien. Lo que se ha podido ver gracias a un vídeo publicado en Twitter es que la IA de Samsung se toma la libertad de cambiar la forma de los ojos del bebé y añadirle dientes sin que la persona que quiere realizar esta supuesta mejora vía IA haya solicitado esto. Vamos, un completo despropósito y más cuando se trata de seres humanos.

Dejando de lado las críticas, resulta hasta curioso que la IA del Samsung Galaxy S23 Ultra decida o crea que a esta fotografía de un bebé sea necesario realizar cambios como la adición de dientes en una boca que carece de ellos. Además, estos dientes no son convincentes y parecen añadidos de una forma incorrecta.

La IA del Samsung Galaxy S23 Ultra pone dientes y cambia los ojos a una foto de un bebé

En cuanto a los ojos, en este caso lo que hace es proporcionar una mirada mucho más oscura y con unos párpados más marcados. De hecho, es que cambia completamente la fotografía original y hace que el bebé tenga una apariencia extraña, similar a la de una imagen creada por inteligencia artificial en lugar de una fotografía real.

Samsung todavía no se ha pronunciado al respecto y, por lo tanto, habrá que esperar para conocer el motivo de que su IA sea tan agresiva. No tiene demasiado sentido que los cambios sean tan notorios cuando la característica de la que hace uso la IA está pensada solo para mejorar la fotografía.

Esta mejora se entendería como un añadido en el detalle de la fotografía, ajustes en la iluminación o, incluso, correcciones en el suavizado de la piel. Pero añadir dientes o cambiar los ojos es algo que no se puede entender como una simple mejora.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Inteligencia artificial, Samsung