¿Cuánta información de Whatsapp hacemos pública sin saberlo?

Whatsapp Spy

¿Hasta qué punto es culpa de Whatsapp Spy que nuestros contactos sepan a qué hora nos conectamos? Al fin y al cabo, la información está ahí, especialmente si hemos permitido que se haga pública. Ya lo dijimos en alguna ocasión: no tenemos ni idea de la cantidad de datos personales que hacemos públicos al aceptar las condiciones de las aplicaciones. El sistema de monitorización de Whatsap Spy no hace más que demostrarlo. 

La app, de la que ya os hablamos y que fue desarrollada por Maikel Zweerink, permite seguir al más puro estilo presentación de Office de los 90 el historial de las conexones de los usuarios que queramos. Lo único que necesitamos es su número de teléfono. 

Ahora bien, si estáis sonriendo y pensando que por eso vosotros habéis puesto que nadie pueda ver la hora de conexion... estáis equivocados. No importa si en vuestros ajustes lo habéis bloqueado: Whatsapp sigue llevando un registro de vuestras conexiones, y Whatsapp Spy puede registrarlo. 

No hace falta tener un servidor para espiar a nuestros contactos de Whatsapp

Por supuesto, esto no es algo que entusiasme ni permita la app de mensajería por las buenas. Se trata de un vistazo a través del ojo de la cerradura del código de Whatsapp, por el que se pueden atisbar los datos. Aunque no puedan comprobarse en el propio Whatsapp, sí que pueden ser interceptados por una app de terceros (o cuartos, mejor dicho) como Whatsapp Spy.

Por supuesto, toda esta información y alguna más (cuando se cambia la foto de perfil o el estado) no es tan fácil de conseguir. Para empezar, hará falta tener un servidor habilitado con un número de teléfono que hará las veces de cuenta de Whatsapp. Desde ella, la aplicación estará recogiendo continuamente información. 

Lo que se deduce es que Whatsapp tiene vulnerabilidades, sí. Si la app fuese infranqueable, al decidir no compartir la información de nuestras conexiones debería ser imposible que Whatsapp Spy nos monitorizara. Por otra parte, ya es mucha la información que le damos a la app voluntariamente. Pensad en la cantidad de gente que usa Whatsapp. Ahora pensad en cuántos de esos usuarios no tienen la privacidad al máximo en las preferencias de la aplicación.

Y tened claro que lo único que se interpone entre todos los datos de nuestros patrones de uso y la gente que sabría cómo utilizar esa información en su propio beneficio con Whatsapp Spy, es un número de teléfono. 

Noticia original de Softpedia