Skip to main content

Intel y AMD podrían desarrollar las nuevas gráficas Radeon

Tarjeta gráfica AMD Radeon

07/12/2016 - 09:28

La discusión sobre si son mejores los procesadores Intel o AMD es eterna. Ambos fabricantes de chips tienen muchos seguidores, que exponen constantemente sus pros y contras. A todos ellos quizás les pille por sorpresa el posible acuerdo entre ambas compañías, y es que Intel y AMD estarían pensando en unirse para desarrollar las nuevas tarjetas gráficas Radeon.

Intel se centra principalmente en el desarrollo de procesadores, especialmente los archiconocidos i3, i5 e i7. Por su parte AMD también tiene cierto peso en lo que a gráficas se refiere gracias a las Radeon. Estos componentes se unieron a su portfolio tras la adquisición de ATI. Ahora, Intel podría delegar la fabricación de tarjetas gráficas a su principal rival, creando una corporación a medias que a muchos puede parecer antinatural.

Para llevar a cabo esta fusión parcial entre Intel y AMD, sería necesario primero volver a separar ATI de la segunda. De esta forma, Intel cedería la fabricación de las gráficas no ya a un rival, sino a una compañía subsidiaria. Así, las gráficas pasarían a llamarse ATI Radeon una vez más.

Las fuentes de las que procede esta filtración lo han podido saber gracias a sus contactos en ambas firmas. Además, esgrimen los despidos en Intel como una de las señales de la externalización de toda la división gráfica de la compañía.

Cómo limpiar tu PC de sobremesa paso a paso

De confirmarse, supondría toda una sacudida al mercado de los componentes para ordenador. Ahora que están de moda el gaming y ahorrarse unos euros montando ordenadores por piezas, la llegada de una nueva generación de gráficas interesará y mucho a todos los amantes de la informática.

La noticia de produce justo cuando está a punto de celebrarse el CES de Las Vegas, donde se espera que conozcamos los nuevos procesadores Kaby Lake de Intel, que tendrán un firma adversario en los procesadores de última generación de AMD. Que las dos empresas se estén planteando colaborar para fabricar tarjetas gráficas no significa que quieran dejar a un lado su rivalidad en el sector de los chips. La guerra está servida, aunque a partir de ahora puede que se vigilen aún más de cerca.

[Fuente: Techspot]

Ver ahora: