Camarero, un helado impreso en 3D, por favor...

Bolas de helado

Tres estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han adaptado una impresora 3D para producir formas de helados personalizados.

Usando una impresora Solidoodle y una máquina de servir helado suave Cuisinart, el equipo fue capaz de producir diseños en menos de 15 minutos. De refinarse con éxito el proceso, muy pronto podríamos tener la opción de degustar postres personalizados.

Para mantener la crema helada y con forma, la impresora 3D fue colocada dentro de un pequeño congelador, mientras que la mezcla impresa en sí fue rociada con una solución de nitrógeno líquido.

New Matter se suma a la carrera de impresoras 3D de consumo.

Después de varias pruebas, la configuración finalmente imprimió un postre en forma de estrella que bien podría algún día aparecer en el menú de un restaurante.

Helado con forma de estrella impreso en 3D

"Nos inspiramos para diseñar esta impresora porque queríamos hacer algo divertido con esta tecnología de punta en una manera que pudiera llamar la atención de los niños", dijo la estudiante Kristine Bunker a TechCrunch. "Nos pareció que era igual de importante desarrollar una nueva tecnología, como interesar a las generaciones más jóvenes a estudiar ciencia y tecnología para que podamos seguir expandiendo los límites de lo posible", añadió.

Muchos alimentos y diferentes platos han sido preparados con tecnología de impresión 3D experimental. Frutas, pizzas, dulces y otros objetos comestibles han "impresos" a medida que las impresoras se vuelven más inteligentes y más rentables.

Según los estudiantes, el propósito de su investigación es entusiasmar a los niños con el potencial de la tecnología y verla muy pronto en heladerías.