Un Oculus Rift para Picard: la holocubierta ya es posible

Oculus rift star trek holocubierta

Parece que para acceder a la holocubierta de Star Trek tendremos que parecernos al Teniente La Forge más de lo que creíamos, al menos, en las gafas. 

Y es que unos científicos alemanes han descubierto un nuevo uso para las gafas Oculus Rift. Al parecer, en una habitación de aproximadamente 10x10 metros, gracias a un montón de ordenadores y algunas cámaras estratégicamente colocadas, se puede hacer una auténtica holocubierta. 

¿Quieres hacerte con unas gafas así? En 2015 se podrán comprar las Oculus Rift. Y no serán muy caras. 

El quid de la cuestión no es el ambiente que recrean, sino cómo el software sigue el movimiento de la persona de modo inalámbrico. Las cámaras localizan la posición y altura del usuario gracias a unas llamativas antenas (imaginamos que son otro guiño a Star Trek). 

Además, el seguimiento se podía afinar bastante con uno de esos trajes de captura de movimiento. Utilizando este tipo de tecnología, el avatar del usuario no sólo podrá ubicarse, sino también moverse e interactuar con el entorno (para un ejemplo práctico, id al minuto 2:56 del vídeo que os dejamos a continuación)

Este tipo de experimentos han sido llamados por sus creadores "caminar redirigidos", y parece que aún no hemos rozado la superficie de las posibilidades que conllevan.