Skip to main content

Trump está negociando con los fabricantes de procesadores para que tengan su producción en Estados Unidos

Cuál es el procesador de Intel, AMD o Qualcomm más potente que puedes comprar ahora mismo

Gettyimages

11/05/2020 - 10:07

No es nuevo que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, no se fía de la tecnología que llega del extranjero, prefiere que esos componentes y dispositivos se fabriquen en su país. Según un informe, su Administración estaría dando el siguiente paso y negociando con distintos fabricantes de procesadores para que instalen plantas de producción en su territorio

La compañía que parece más interesada en la oferta de la Casa Blanca es Intel. Su CEO, Bob Swan escribió en marzo una carta al Departamento de Defensa expresando su voluntad de construir una fábrica de chips en asociación con el Pentágono: "Esto es más importante que nunca, dada la incertidumbre creada por el entorno geopolítico actual" explica Swan en su carta según indican desde Reuters

Desde que Donald Trump llegó a la presidencia de los Estados Unidos, la rivalidad entre este país y China y demás países se ha incrementado. Una mala relación internacional que ha empeorado con la crisis del coronavirus, Estados Unidos culpa a China de haber propagado esta pandemia. De ahí que el país americano no quiera depender tecnológicamente de la potencia asiática, ni de otros países donde ahora la producción es mayor. 

La inversión que se ha llevado a cabo durante años para crear esa red de fabricación por China, Corea del Sur y otros países del continente no se pueden revertir de la noche a la mañana, por lo que estas conversaciones, que se indican en un artículo de The Wall Street Journal, entre la Administración estadounidense y las compañías tecnológicas sería un primer paso para un camino muy largo.

El reportaje de The Wall Street Journal sugiere que las conversaciones se han vuelto más serias últimamente y que TSMC, compañía encargada de la fabricación de los procesadores de Apple, está hablando tanto con el gigante de la manzana como con el Gobierno para fabricar en suelo estadounidense. Desde TSMC no han querido hacer aún declaraciones al respecto, al contrario que Intel que, como hemos visto, se muestra muy a favor de esta colaboración.

Además de la creación de trabajos que impulsaría en EEUU la creación de más fábricas en este país, la Administración defiende la medida por motivos de seguridad y sus sucesivas acusaciones de espionaje hacia China a través de la tecnología. No obstante, la fabricación de chips en América sería más cara que en Asia y podría obligar a aumentar el precio de los móviles de Apple, entre otros.