Skip to main content

Vuelve la batalla de los 1.000 millones entre Apple y Samsung

Apple Store Hong Kong

16/05/2018 - 10:15

Las denuncias entre compañías tecnológicas es algo que está a la orden del día. Aunque hay demandas de todo tipo, las principales suelen ser disputas por infracción de patentes. Sin embargo hubo una demanda que generó un interés inusitado hace unos años, la que enfrentó a Apple y Samsung en los tribunales. Ahora, esa demanda de 2011, ha resurgido en una corte de California.

Como es posible que muchos no os acordéis, debido a que han pasado siete años y el mundo de las noticias tecnológicas no para, Apple demandó a Samsung en 2011 por una supuesta infracción de patentes. Los de Cupertino afirmaron que la empresa surcoreana había copiado descaradamente la tecnología, la interfaz y el diseño (que se dice pronto) del iPhone y el primer iPad para crear los dispositivos Galaxy (que consiguieron el éxito por el marketing, no por robar, según Samsung).

La Samsung Galaxy Tab, que en su día fue la alternativa al iPad, y el primer Samsung Galaxy S eran los dispositivos que estaban en el ojo del huracán, pero también el Nexus S que los surcoreanos fabricaron para Google. Una de las pruebas que presentó Apple en su demanda a Samsung fue el diseño de la interfaz. Y es que, es cierto que los móviles táctiles existían antes del iPhone, pero el móvil ideado por Steve Jobs marcó un antes y un después en la industria. 

Las 10 mayores batallas legales entre compañías

A partir del iPhone 2G (como se conoció al primer dispositivo con trasera de aluminio vendido en Estados Unidos) el diseño de los móviles cambió radicalmente, y Samsung se acercó mucho con su Galaxy S al diseño exterior y de interfaz del iPhone 3G. Apple demandaba un pago de 1.000 millones por la infracción de patentes, mientras que las cortes rebajaron el pago a 548 millones y, posteriormente, 399 millones. 

La batalla no ha estado solo en los tribunales, también en la publicidad.

Durante los años siguientes, Apple y Samsung tuvieron más disputas. Samsung se tomó la revancha denunciando a Apple por infracción de patentes, demandando que no vendieran más móviles y tablets en Corea del Sur, algo que no prosperó y que provocó que el mismísimo Barack Obama se pronunciara. Mientras, las dos compañías seguían manteniendo relación, ya que la propia Samsung, una de sus divisiones, producía piezas para los nuevos iPhone.

La demanda de Apple a Samsung vuelve a la vida

Ahora, dos años después de que la Corte Suprema devolviera el caso a la Corte Federal, el caso ha revivido. En este punto, Apple sigue en sus trece, pidiendo 1.000 millones de dólares. Samsung, por su parte, ofrece ''solo'' 28 millones de dólares. La explicación de los abogados de Samsung es que ya existían móviles con el diseño redondeado e interfaz táctil antes del primer iPhone, por lo que solo deberían pagar por las patentes infringidas y no por todo el teléfono.

iPhone 3GS vs Samsung Galaxy S

Bill Lee, abogado de Apple, se muestra tajante sobre este asunto y afirma que Samsung consiguió 3.300 millones de dólares de beneficio y 1.000 millones debido a la infracción de patentes. Lee afirma que esos 1.000 millones que demandan son los equivalentes a los beneficios que Samsung consiguió infringiendo patentes de Apple.

Samsung ganará casi 100€ por cada iPhone X vendido

Desde Samsung, el abogado John Quinn se defiende pidiéndole al jurado mantener una mente abierta para ver el mercado de los teléfonos antes del iPhone, con diseños que ya tenían características que luego popularizaron los de Cupertino.

De la manera que sea, la demanda entre Apple y Samsung ha regresado, y parece que será este juicio el que decida qué cantidad se debe pagar... si es que se marca alguna.

Tags:

#Destacado

Ver ahora: