Skip to main content

Amazon lo sabe: sus cajas son demasiado grandes

Amazon tamaño cajas

21/12/2017 - 12:17

El gigante del comercio tiene un grave problema: el tamaño de las cajas de Amazon es demasiado grande. Un despilfarro de espacio al que la compañía capitaneada por Jeff Bezos está dispuesta a ponerle fin. Para ello está tratando de ajustar en cada uno de sus envíos el tamaño adecuado de la caja con el contenido de la misma.

Con esta solución, Amazon busca reducir el tamaño de los paquetes, hacer frente a los crecientes gastos de envío, frenar la preocupación de los consumidores sobre el impacto ambiental y el incordio que supone todo este cartón. Una de las medidas es apostar por sobres acolchados y envases más pequeños, más ajustados a cada producto enviado. Desde este año está trabajando con máquinas especificas encargadas de crear sobres acolchados bajo demanda para que en ellos quepan artículos más pequeños.

Una apuesta importante que reduciría las dimensiones de las cajas, puesto que casi la mitad de los productos de Amazon caben en estos nuevos sobres y bolsas de polietileno, tal como afirma Kim Houchens, director de experiencia de empaquetado de clientes.

Unida a ella se encuentran la utilización de algoritmos, los cuales ayudan a decidir cuál es el tamaño adecuado y cuántos elementos deben incluirse en cada envío basándose en el aprendizaje automático para probar nuevas combinaciones. Por ejemplo, enviar un artículo frágil en una caja más pequeña con menos amortiguación. Este algoritmo puede escanear los pedidos de los clientes para comprobar si el tamaño de las cajas de Amazon enviadas fue el adecuado, y corregirlo de cara a siguientes envíos.

¿Qué es Amazon Prime, cuánto cuesta y qué ventajas tiene?

Otra de las medidas con respecto al tamaño de las cajas de Amazon pasa por negociar con los fabricantes unir todos los productos de un mismo usuario en un único paquete. Lo que en un principio nació para destacar determinados artículos de un comercio se ha traducido en el envío de tantos paquetes como productos se hayan comprado en cada establecimiento, aún realizándose el pedido completo.

Por último, los más jóvenes están preocupados por el impacto medioambiental que causan los pedidos online así como la utilización del material de embalaje correcto.

[Fuente: Wall Street Journal]

Ver ahora: