Facebook reveló por error 6 millones de teléfonos y correos

Facebook reveló por error 6 millones de teléfonos y correos

Se ha conocido hace poco que Facebook de manera accidental ha liberado detalles privados de alrededor de seis millones de sus usuarios. La información filtrada contiene números telefónicos o correos electrónicos de los usuarios, y debido a un fallo de software, está ahora en manos de personas que no deberían tener acceso a ella.

La causa de la fuga de información es una combinación de las herramientas "Gente que puedes conocer" y "Descarga tu información". La primera utiliza información dada a Facebook por sus usuarios, y busca encontrar relaciones para recomendar posibles vínculos entre personas que aún no los tengan en la red social. La segunda herramienta permite que un usuario descargue su timeline en un archivo.

Hasta ahí, todo parece normal. El problema radica en que cuando algunos usuarios descargaron su timeline utilizando la herramienta provista por Facebook, dentro de la información descargada se encontraban números telefónicos y correos electrónicos de personas con quienes no tenían conexión, pero que Facebook pensó podían ser interesantes para el usuario principal. Esto incluía amigos de sus amigos, o personas a quienes habían hecho solicitudes de contacto que aún no habían sido aceptadas.

Facebook sostiene que cada número telefónico o correo electrónico filtrado sólo se incluyó en "una o dos" descargas. También insistió en que ningún otro tipo de información sea esta financiera o personal fue incluida en las descargas, y que únicamente personas con cuentas en la red social tienen acceso a la herramienta de descarga de información. Esto quiere decir, que ni anunciantes ni desarrolladores pudieron haber descargado la información filtrada. Para tratar de tranquilizar más aún a sus usuarios, la red social lanzó un comunicado en el que hace énfasis en que no existe evidencia de que se haya usado el fallo de manera maliciosa antes de que fuera detectado.

El problema fue detectado por el equipo de hackers de "Sombrero Blanco" de Facebook. La compañía procedió inmediatamente a desactivar la herramienta DYI, y ha comenzado a notificar vía correo electrónico a los usuarios que fueron afectados por la fuga de información. Al parecer la situación ha sido controlada, pero que haya sucedido (y prácticamente por segunda vez; pues Facebook fue hackeado en enero) es un recordatorio de que cualquier tipo de información que se ponga en la red es susceptible de filtrarse.