Snapchat ignora los millones de Facebook y Google. ¿Por qué?

Snapchat rechaza ofertas multimillonarias de Facebook y Google

Imagina que has creado una app para dispositivos móviles con un amigo de la universidad. Imagina que, a los dos años, Facebook llama a tu puerta y te ofrece 3.000 millones de dólares por ella. Mira bien la cifra: 3.000 millones de dólares. Y la rechazas. Al poco se presenta Google con 4.000 millones de dólares. Y también le das con la puerta en las narices. ¿Qué está pasando aquí?

Es la idílica historia de Snapchat, uno de esos cuentos de hadas tecnológicos que sólo pueden ocurrir en Internet.

Snapchat es una red social creada en 2011 por Evan Spiegel y Bobby Murphy cuando aún estudiaban en la Universidad de Standford.

Su idea fue desarrollar una red social en donde los mensajes se autodestruyan automáticamente, y de forma definitiva, tras ser leídos.

Snapchat

Rápidamente se convirtió en un fenómeno entre los jóvenes y adolescentes, hartos de que sus padres cotilleasen sus cuentas de Twitter y Facebook, hasta el punto de que en apenas dos años ya se envían 350 millones de snaps (fotos, vídeos, mensajes) al día.

Como hemos comentado, los snaps son fragmentos de información, bien textos, fotos o vídeos que envías a una persona o grupo, indicando cuánto tiempo pueden verlo (entre 1 y 10 segundos). Pasado ese tiempo, el mensaje se autodestruye.

Como es fácil suponer, este sistema conecta con los jóvenes y adolescentes, hasta el punto de que la mayor parte parte de sus usuarios tienen entre 13 y 23 años.

Snapchat también ha generado polémica porque por su propia naturaleza es utilizado para practicar sexting, es decir, el envío del fotos eróticas (o directamente pornográficas) hechas con el móvil. Al borrarse a los pocos segundos, se evitan los problemas del SMS, WhatpsApp, y otros servicios que almacenan las imágenes que recibes.

¿Te arrepientes de lo que escribes en las redes sociales?

No eres el único...

El éxito de Snapchat provoca preocupación en Facebook, que pierde usuarios jóvenes de forma alarmante.

Ahora que los padres ya dominan Internet, se pasan el día cotilleando las cuentas de Facebook y Twitter de sus hijos, o dejando embarazosos mensajes, y eso a los jóvenes no les gusta.

Prefieren redes más privadas, en donde sólo participen personas de su edad, como ocurre en el mundo real.

Hace unos días, saltó la noticia de que Snapchat había rechazado 3.000 millones de dólares para ser absorbida por Facebook. Hoy, iClarified, que cita diferentes fuentes, insinúa que Google también ha ofrecido 4.000 millones de dólares... que también han sido rechazados.

¿Por qué Snapchat no acepta tan mareantes cantidades por su compra?

Pues, sencillamente, porque piensa que puede sacar más. Especialmente cuando tienes a dos de las compañías más fuertes y mediáticas del mundo pujando por tí.

Al parece, el objetivo de Evan Spiegel y compañía es esperar al año que viene para comenzar las negociaciones.

Durante este invierno piensan subir de los 350 a los 400 millones de snaps enviados al día. Esta cifra superaría los 400 millones de fotos al día que se suben a Facebook, situando a Snapchat en una posición más fuerte para negociar.

Mil o dos mil millones arriba o abajo, nos quedamos con la espectacular cifra que este pequeño grupo de recién graduados universitarios se repartirá.

Internet aún conserva su magia... hasta que estalle la próxima burbuja...