Skip to main content

El iPhone 13 demuestra que es el teléfono más resistente jamás construido por Apple

Un martillo encima de un iPhone 13

28/09/2021 - 09:10

Los test de durabilidad no han tardado en elegir al nuevo iPhone 13 como su rival a batir. Y la buena noticia es que los compradores del smartphone de Apple pueden estar tranquilos, su teléfono es realmente duro.

Llevamos una semana con los nuevos móviles de la compañía de Cupertino y la verdad es que las sensaciones están siendo realmente buenas.

Tanto los modelos iPhone 13 y iPhone 13 Mini, destinados a los usuarios que quieren un buen móvil pero sin romper la barrera de los casi 1.000 euros; como los iPhone 13 Pro y iPhone 13 Pro Max, ya pensados para los compradores más exigentes.

¿Y qué hay mejor que un móvil bueno? Pues uno bueno y duradero, como parece ser que son los nuevos iPhone, los cuales no sólo se han enfrentado a los analistas, sino también a los Youtubers más crueles, los que les golpean con martillos y los tiran desde bien alto.

Apple afirma que su pantalla Ceramic Shield, desarrollada por la empresa neoyorquina Corning, ofrece un rendimiento mejorado en caso de caída que se multiplica por cuatro en comparación con las versiones anteriores del teléfono. Y esta afirmación se ha puesto a prueba.

Como podéis ver en el vídeo, TechRax realiza las pruebas con un martillo, algo mucho más agresivo que una simple caída pero que permite conocer mejor la resistencia de la pantalla al intervenir menos variables (velocidad, estado del suelo, ángulo del teléfono, etc.).

impresiones iPhone 13
A.A.H.

Al principio comienza con impactos suaves, dejando caer el martillo a unos pocos centímetros del iPhone 13 y, como podemos observar, el teléfono aguanta sin ningún rasguño.

Después pasa a levantar un poco más el martillo, para que coja mayor aceleración, ante lo cual el teléfono de Apple sigue sin inmutarse, demostrando así la resistentica de su Ceramic Shield.

impresiones iPhone 13
A.A.H.

Y, por último, comienza a martillear de forma activa y sin compasión la pantalla. Momento en el que también demuestra su dureza, o al menos durante los primeros martillazos, ya que tras unos momento se resquebraja y rompe en mil pedazos.

La prueba, si bien no muy extrapolable al mundo real, sirve para comprobar empíricamente que estamos ante el teléfono más duro jamás construido por Apple, estando preparado para resistir las clásicas y tontas caídas que sufren los móviles cada pocas semanas.