Skip to main content

El café ayuda a reducir (temporalmente) las consecuencias de dormir poco

cafe

Depositphotos

23/01/2021 - 06:45

La ciencia lo confirma: el café ayuda a reducir de manera temporal las consecuencias de dormir poco, favoreciendo funciones cognitivas como la atención o la memoria.

Durante la semana laboral es muy complicado dormir cada noche las horas que los expertos recomiendan para garantizar un buen descanso. Es habitual que nos liemos viendo un programa, una película o una serie hasta tarde, que nos entretengamos con familiares y amigos más de la cuenta, o que nos resulte imposible dejar de leer ese libro tan interesante que nos tiene enganchados. 

Al final, por h o por b el tiempo se nos acaba echando encima y, aunque nos propongamos meternos en la cama a una hora prudencial, nos dan las tantas y terminamos recortando horas de sueño. De hecho, se estima que más del 30% de la población occidental duerme menos de las siete u ocho horas recomendadas en las noches de los días laborables, y el 15% no descansa más de seis horas seguidas.

Dormir poco tiene una serie de efectos negativos que se dejan sentir en nuestro rendimiento laboral, ya que, aparte de sentirnos cansados, nuestras capacidades cognitivas y nuestra velocidad de reacción se ven mermadas. Pero estos problemas tienen una solución que todos conocemos bien: el café.

Es bien sabido que la cafeína nos ayuda a mantenernos despiertos, y la ciencia ha demostrado que tomar café aumenta la productividad en le trabajo. Ahora, un nuevo estudio  confirma estos preceptos, y sus resultados revelan que tomar café puede mitigar temporalmente los efectos de dormir poco.

La investigación explora el impacto de la reducción de sueño repetida durante una semana laboral, en la que cada noche dormimos menos horas de las que deberíamos. Para llevar a cabo el estudio, los científicos dividieron en dos grupos a 26 participantes, a los que solo dejaron dormir cinco horas durante cinco noches. Durante el día, a los miembros de uno de los grupos les dieron café con cafeína, y a los del otro café descafeinado.

Cada jornada, los investigadores analizaron los niveles de somnolencia subjetiva de los participantes, así como sus niveles de vigilancia, estado de alerta, tiempo de reacción, precisión y memoria. El equipo observó que en los primeros cuatro días de restricción de sueño, el grupo que tomaba café con cafeína acusaba menos los efectos de dormir poco, aunque en el quinto día todos los participantes se mostraban igual de cansados.

A tenor de los resultados, el estudio sugiere que el café con cafeína es capaz de contrarrestar los efectos de la pérdida de sueño, pero solo de manera temporal. Cuando acumules más de cuatro o cinco noches de poco descanso, ni siquiera el café podrá ayudarte.