Skip to main content

Cómo lavar la ropa a mano: trucos para conseguir los mejores resultados

Lavar ropa a mano

Depositphotos

07/09/2021 - 22:15

No todo se puede lavar en la lavadora. Si quieres que tus prendas delicadas duren más tiempo en perfecto estado, te contamos cómo lavar la ropa a mano para conseguir los mejores resultados.

Aunque consuma mucha electricidad, la lavadora es un electrodoméstico maravilloso que nos hace la vida mucho más fácil. Por desgracia, no todas las prendas son aptas para lavar a máquina, y si prestas atención a las etiquetas verás que algunas solo se pueden lavar a mano y en ocasiones solo en seco.

Hay tejidos que son tan delicados que no soportan el proceso del lavado a máquina. Aunque las lavadoras cuentan con programas específicos para cuidar este tipo de telas y muchos modelos permiten excluir el centrifugado para evitar que se deformen, es mejor no arriesgarse y recurrir al lavado manual.

Es recomendable lavar a mano las prendas delicadas para mantener la tela en perfecto estado durante más tiempo. De lo contrario, aunque utilices ciclos de lavado específicos para prendas delicadas, es posible el tejido se vaya deteriorando más rápido, que el color pierda intensidad de manera acelerada o que la ropa acabe encogiendo.

Por lo tanto, siempre que la etiqueta indique que la prenda no es apta para la lavadora, lo mejor es que la laves a mano. También es recomendable hacerlo en el caso de la ropa que tiene adornos que se pueden desprender. 

Si no tienes muy claro cómo lavar la ropa a mano, te adelantamos que se trata de un proceso muy sencillo. Toma nota de los pasos que hay que seguir:

  • Llena el fregadero o un barreño grande con agua tibia o la temperatura indicada en la etiqueta de la prenda. Utiliza un detergente adecuado para lavar a mano y usa la cantidad mínima recomendada por el fabricante. Viértelo bajo el chorro de agua para que se forme espuma.
  • Sumerge las prendas en el agua y agítalas con suavidad para que la espuma pase a través del tejido. No frotes, estires ni retuerzas para no dañar la tela ni deformar la prenda. Si tiene colores vivos o muy oscuros, es posible que el agua se tiña ligeramente, pero no te preocupes porque es normal.
  • Deja en remojo unos 15 o 30 minutos, en función de su nivel de suciedad. 
  • Vacía el agua y enjuaga la prenda para retirar todos los restos de detergente. Agita con suavidad y no retuerzas la tela, para escurrirla puedes apretar ligeramente sin forzar el tejido.
  • Por último, seca la ropa al aire siguiendo las indicaciones de la etiqueta. 

Con estos trucos para lavar la ropa a mano conseguirás los mejores resultados y, como puedes ver, el proceso no supone mucho esfuerzo, así que merece la pena probarlo.

Y además