Skip to main content

Compraventa de rocas lunares: un mercado negro de 4.500 millones de euros

Rocas Lunares

28/02/2019 - 18:49

Existen rocas lunares y objetos de los viajes a la Luna por los que se pagan millones de dólares. ¿A quién pertenecen esos objetos? ¿Al pueblo americano, como dice la NASA, o a los coleccionistas que se hacen con ellos? Muchas de esas rocas lunares provienen de donaciones o de regalos entre países, y terminan en una subasta, o en una venta privada a coleccionistas. Según los expertos, el mercado negro de rocas lunares puede alcanzar los 4.500 millones de euros.

¿De dónde provienen las rocas lunares? Hay documentados más de 300 meteoritos lunares que han caído a la Tierra, y que en conjunto suman unos 190 Kilos. Las sondas rusas han recogido cerca de un kilo de rocas lunares. Pero la fuente más importante son los viajes tripulados a la Luna de las naves Apolo, en los años 60 y 70. En total recogieron más de 2.000 rocas lunares que suman 382 Kilos.

Muchas de estas rocas lunares se donaron a museos, gobernadores, presidentes de otros países en visitas de estado, y han acabado en el mercado negro.

Estos días ha llamado la atención el caso de la abogada Nancy L. Carson, que ha denunciado a la NASA por "humillación, vergüenza, estrés emocional y ansiedad", acusándola de hacerle perder 3 millones de dólares en una subasta de objetos de la NASA.

La abogada compró en 2015 por 882 euros una bolsa para recoger muestras lunares, que supuestamente pertenecía a la misión Apolo 17. Su precio era bajo porque nunca se usó. Pero Nancy detectó que la bolsa contenía unas manchas y restos de lo que parecía ser polvo de roca. Envió la bolsa a la NASA para su análisis, y ésta le confirmó que se había usado para recoger rocas en la Luna, porque pertenecía a la misión Apollo 11, el primer viaje a la Luna, y no a la Apollo 17.

Cuando pidió que le devolviesen la bolsa la NASA se negó, argumentando que "pertenecía al pueblo americano". Así que Nancy Carson denunció a la NASA, y ganó el jucio. Tras recuperarla, la puso en subasta y la vendió por 1.6 millones de euros. Sin embargo, volvió a denunciar a la NASA porque asegura que le devolvieron la bolsa rota, y si hubiese estado en perfecto estado la habría vendido por 4 millones de euros. El juicio aún no se ha iniciado.

¿A quién pertenece la bolsa de rocas lunares? ¿Por qué está en manos privadas, si en su origen es un objeto perteneciente a una empresa pública como es la NASA?

En 1972, en la última misión a la Luna, Apolo 17, los astronautas Cernan y Schmitt trajeron una roca y mostraron su deseo de "compartirla con todas las naciones del mundo". Richard Nixon les tomó la palabra: dividió la roca lunar en fragmentos y los envió a los presidentes de 153 países, y a los gobernadores de 50 estados americanos.

De las casi 400 piezas enviadas o donadas en a instituciones, casi la mitad hoy en día están desaparecidas. Incluida la española que le dieron a Franco.

Los 10 logros más grandes de la historia de la NASA

En 1998 Estados Unidos puso en marcha la Operación Eclipse Lunar, para investigar el mercado negro de rocas lunares. Descubrieron que tres gobernadores, entre ellos Bill Clinton, se habían llevado la roca a su casa. Una apareció en un cajón, otra en un pasillo, otra había sido robada...

El investigador Joe Gutheinz siguió la pista a la roca lunar de apenas un gramo, regalada a Honduras por el propio Nixon, y descubrió que un militar se la había vendido a un empresario americano por 10.000 dólares y un camión frigorífico... Este empresario intentó venderla por 5 millones de dólares, pero el comprador con el que había quedado para cerrar el trato resultó ser... un agente de aduanas.

Pese a tratarse de una propiedad pública y de ofrecerse como un regalo de buena voluntad a más de 150 países (a sus ciudadanos, no a sus dirigentes), la mitad de esas rocas lunares han terminado en el mercado negro, robadas o vendidas por los que debían custodiarlas como una regalo al pueblo.