Cultivar verduras y hortalizas en Marte ya es posible

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Cultivar verduras y hortalizas en Marte ya es posible

Tenemos buenas noticias para Matt Damon: la próxima vez que se quede atrapado en Marte podrá cultivar verduras sabiendo de antemano que tendrá éxito. Así lo han demostrado investigadores de la Universidad Wageningen, en los Países Bajos. Conociendo el historial de desastres del actor estadounidense es posible que le vuelva a ocurrir.

Tomates, peras, centeno, rúcula y rábanos son las hortalizas que se ha comprobado que pueden crecer en el suelo de Marte y la Luna. Para demostrarlo, los investigadores crearon un campo de cultivo con tierra similar a la del planeta rojo y el satélite terrestre. Allí sembraron semillas que con el paso del tiempo germinaron y dieron lugar a una cosecha aparentemente normal. El crecimiento y desarrollo de la misma se produjo como el de cualquier cosecha terrestre.

Ya intentaron lo mismo hace un año, aunque sin mucho éxito. En esta ocasión, la clave ha sido añadir fertilizantes como hierba recién cortada y otros desechos orgánicos, lo que incrementó significativamente el rendimiento del suelo.

“Fue una verdadera sorpresa para nosotros. Demuestra que el suelo de Marte tiene un gran potencial si se prepara y riega correctamente. Sólo las espinacas mostraron un crecimiento relativamente pobre”.

Pese al éxito del experimento, no hay que lanzar las campanas al vuelo. Que se puedan cosechar verduras y hortalizas en suelos similares a los de Marte y la Luna no significa que la colonización espacial sea posible, al menos de momento. Ya se han cultivado otras plantas en el espacio, aunque no con tierra similar a la de otros planetas.

La NASA cree que se puede llegar a Marte en sólo tres días

Hay que tener en cuenta que la atmósfera de Marte es rica en metales pesados, por lo que las plantas absorberían esas toxinas y se convertirían en tóxicas para el ser humano. Además, el suelo extraterrestre sigue necesitando una pequeña ayuda en forma de biomasa y fertilizante procedente de la tierra; la dependencia del planeta Tierra seguirá siendo absoluta.

En su última película, llamada Marte, Matt Damon utiliza excrementos para hacer crecer patatas, algo no muy distinto al procedimiento utilizado en esta ocasión. Los residuos orgánicos también han sido necesarios para la investigación. Sólo falta poner a prueba los resultados en el suelo real de Marte.

[Fuentes: Engadget y Phys.org]