Logo Computerhoy.com

La cura del VIH con células madre es cada vez más real

Ciencia
Vacuna VIH

Es uno de los grande estigmas de nuestra sociedad, desde que se hiciera famosa en los años 80. La ciencia ha avanzado mucho para combatir el VIH a lo largo de cuatro décadas y el fin está muy cerca.

Un hombre de 66 años se ha convertido en el cuarto paciente que se cura eficazmente de una infección por VIH tras someterse a un trasplante de células madre de un donante con una rara mutación genética que se ha relacionado con la resistencia al VIH.

El hombre, que lleva 17 meses en remisión, es el de mayor edad que se ha sometido con éxito a este procedimiento aún experimental. Esto de la edad es muy importante, como ahora explicaremos.

Hace quince años, un hombre llamado Timothy Brown fue diagnosticado de leucemia mieloide aguda. Un trasplante de células madre hematopoyéticas era la única opción de tratamiento de que disponía.

Vacuna coronavirus

Depositphotos

Además, Brown era seropositivo. Así que, a modo de experimento, su médico buscó un donante de células madre que también fuera portador de una rara mutación genética conocida por conferir resistencia al virus del VIH. Algo que en ratones ya se ha conseguido varias veces.

A los tres meses del primer trasplante de células madre, Brown entró en remisión del VIH. Dejó la terapia antirretroviral y se curó funcionalmente. Se le conoció como el Paciente de Berlín, y desde ese caso se han registrado otros dos casos en los que este tipo de terapia con células madre ha curado eficazmente a pacientes con VIH.

El nuevo casose refiere a un hombre de 66 años al que se le diagnosticó el VIH en 1988. Desarrolló una leucemia hace unos años y se le administró una terapia de células madre hematopoyéticas en 2019, utilizando un donante con la crucial y rara mutación genética.

Tratamiento calvicie

Debido a la pandemia de COVID-19, los investigadores dudaron en retirarle la terapia antirretroviral hasta que se vacunó en 2021. Ahora ha sido monitorizado durante los 17 meses que ha estado sin sus medicamentos antivirales, y continúa en remisión del VIH.

El éxito de este paciente de edad avanzada es un paso prometedor para el tratamiento. Dado que este tipo de tratamiento con células madre es tóxico y supone un gran reto físico, no es apropiado como terapia para sujetos que solo padecen la infección por el VIH.

En su lugar, solo puede administrarse realmente a pacientes con VIH que desarrollen posteriormente formas muy graves de cáncer de sangre.

Y en este caso, tratar con éxito a un paciente de edad avanzada con una forma más tolerable y modificada del tratamiento con células madre es un buena señal de cara a curar gente mayor.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud, Ciencia, Lifestyle

Hoy destacamos

Y además