Skip to main content

La nave Kepler de la NASA se está quedando sin combustible

La nave Kepler se está quedando sin combustible

19/03/2018 - 09:54

Después de nueve años en órbita, la nave espacial Kepler de la NASA se está quedando sin combustible. Tras haber conseguido identificar más de 4.500 posibles exoplanetas y después de estar orbitando a 154 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, la vida de Kepler está llegando a su final.

La misión principal de Kepler concluyó el 15 de agosto de 2013 motivada por la rotura de una rueda de reacción que impedía a la nave apuntar en la dirección correcta. A eso se han ido sumando más fallos mecánicos que impedían recopilar datos científicos tal como había sido configurada inicialmente.

Como aún mantenía combustible y recursos, en noviembre de ese mismo año daba comienzo la conocida como misión K2. Este nuevo plan implicaba utilizar la capacidad restante para seguir aportando datos a la investigación. También requería que la nave espacial modificase su campo de visión a nuevas coordenadas del cielo cada tres meses. Un tiempo que está sirviendo para que Kepler descubra nuevos exoplanetas y siga adelante - no sin algún contratiempo que otro de por medio, eso sí.

Esta nueva misión de Kepler requiere que la nave espacial modifique su campo de visión a nuevas coordenadas del cielo cada tres meses. En un primer momento, se estimó que Kepler sería capaz de desarrollar diez de estas "campañas" con el combustible que tenía. Por suerte, la vida de Kepler se ha alargado más, completando 16 campañas y estando ahora mismo en la número 17. Pero estos recursos no son infinitos, y ahora la NASA ha anunciado que la misión Kepler se acabará dentro de pocos meses.

Compara los precios de los telescopios mejor valorados en Amazon

"Nuestras estimaciones actuales son que el cohete Kepler se agotará dentro de pocos meses, pero nos ha sorprendido su rendimiento. Aunque anticipábamos que las operaciones de vuelo finalizarían pronto, continuaremos mientras el combustible lo permite", ha señalado Charlie Sobeck, ingeniero de sistemas de esta misión.

¿Cómo hacen los astronautas sus necesidades en el espacio?

Desde la NASA también explican por qué la nave espacial Kepler no se puede cargar con más combustible. La razón radica en que este cohete se encuentra en una órbita alrededor del Sol donde no puede repostar. Durante este tiempo se ha ido alimentando gracias a la luz recogida por los paneles solares que la conforman. Por su parte, los propulsores la ayudan a mantener la orientación adecuada, le permiten maniobrar y orientar sus transmisores para enviar datos a la Tierra.

Durante el tiempo que aún permanezca en órbita, nave Kepler irá recolectando la mayor parte de datos científicos, los cuales enviará a la Tierra antes de quedarse sin combustible, y pasará a ser basura espacial. Mientras Kepler llega a sus últimos días, desde la NASA se encuentran finalizando los detalles del satélite Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), que será lanzado el próximo 16 de abril desde Cabo Cañaveral con el objetivo de localizar planetas fuera de nuestro Sistema Solar centrándose en las estrellas más brillantes situadas a una distancia de menos de 300 años luz.

Ver ahora: