Skip to main content

No deberías abrazar a tu perro: es probable que no le guste

¿Es bueno abrazar a tu perro?

22/11/2017 - 11:40

La psicología canina ha dado mucho que hablar en los últimos años, sobre todo a raíz de algunos programas de televisión que se convirtieron en fenómenos de masas. Sin embargo, los estudios sobre el comportamiento de perros y otros animales domésticos van mucho más allá, con científicos y expertos involucrados en experimentos a gran escala.

En este campo de la ciencia, hay un debate que no deja de ser curioso: ¿es bueno abrazar a tu perro? En teoría, no hay nada que indique lo contrario, aunque no es la opinión de algunos expertos. Al parecer, es probable que a tu perro, gato o mascota no le guste ser abrazado y que esto le provoque estrés, ansiedad e incluso lesiones graves.

¿Qué hay de malo en abrazar a tu perro después de todo el día sin verle? Es lo que podría pensar cualquier persona que tenga una mascota, y ya sabemos que las queremos más que a nuestros propios amigos. Sin embargo, la ciencia puede opinar otra cosa. Son conclusiones cogidas con pinzas, pues aún no se ha realizado ningún estudio de campo con todos los avales que debe presentar este tipo de experimentos.

Ben Gilbert, autor de Business Insider, ha realizado varias entrevistas para ahondar en la cuestión. En una de ellas, la experta en comportamiento animal Alexandra Horowitz afirma claramente que los gestos realizados por los canes al ser abrazados no implican felicidad. No mueven la cola para indicar alegría, sino que echan sus orejas hacia atrás y sacan la lengua.

Todo para tu mejor amigo en la tienda para mascotas de Amazon España

No se sienten cómodos. Aunque hay quien opina lo contrario a la Doctora Horowitz, la mayor parte de los especialista se decanta en contra de los abrazos y achucunos. Basándose en la observación, Stanley Coren también afirma que los animales no se sienten incómodos cuando son abrazados. Simplemente no forma parte de su naturaleza.

Horowitz incluso insinúa que podrías estar causando un daño físico irreparable a tu perro. En concreto en su columna vertebral, no adaptada a recibir estas muestras de cariño, mucho menos en posición erguida.

Es un problema parecido al de compartir cama con él. ¿Es bueno o malo? También hay un intenso debate al respecto.

Ver ahora: