Skip to main content

No eliges que te guste el café solo o con leche, está en tus genes

Cafe solo

Depositphotos

10/01/2022 - 07:30

El placer que sienten algunas personas con el café solo o el chocolate negro no proviene solo del gusto, también de sus genes.

No suele haber punto intermedio con el café negro, o encanta o genera rechazo. Lo normal en nuestro país es tomarlo con leche, aunque en función de la cultura, o el mismo acceso a los lácteos, hay otros territorios en los que se toma sobre todo solo. Pero el que guste más o menos a cada persona puede estar asociado a los genes.

En la revista Nature Scientific Reports han publicado una investigación sobre la relación de esta bebida y el chocolate negro con el gusto y los genes. La conclusión ha sido que lo segundo resulta especialmente importante, incluso más que el placer por el gusto amargo en la boca.

En la ingesta del café es de vital importancia la capacidad del cuerpo para metabolizar la cafeína y también lo que llaman tener un efecto aprendido.

Marilyn Cornelis, de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago, afirma que algunas personas "equiparan la amargura natural de la cafeína con un efecto psicoestimulador. Aprenden a asociar la amargura con la cafeína y el impulso que sienten. Estamos viendo un efecto aprendido".

Esto provoca que cuando piensan en la cafeína, también "piensan en un sabor amargo, por lo que disfrutan del café negro y, del mismo modo, del chocolate negro", publican en News24.

El caso es que al estudiar datos genéticos, dietéticos y de preferencias alimentarias encontraron que personas con la misma variante genética suelen preferir alimentos amargos y que el bebedor de café negro también tiene disposición natural a tomar chocolate negro.

De todas formas, esta situación no quita para que los efectos en ocasiones no sean los deseados o que la misma tensión arterial de las personas no se vea afectada al ingerir gran cantidad de café.

Y además