Skip to main content

Se produce el primer atropello mortal causado por un coche autónomo

atropello coche autonomo uber

19/03/2018 - 22:07

Un vehículo de Uber ha provocado el primer atropello mortal que se conoce causado por un coche autónomo en la vía pública. De acuerdo con un comunicado de la policía, el suceso tuvo lugar Tempe (Arizona, Estados Unidos) aproximadamente a las 22 horas de la noche del domingo. El vehículo de Uber se encontraba operando en modo autónomo y contaba con un conductor de seguridad humano al volante, aunque esto no evitó que el coche se llevara por delante a una mujer que cruzaba la calle por un paso de peatones. La víctima del accidente, de 49 años, fue trasladada a un hospital cercano, donde falleció horas más tarde.

Tras el trágico suceso, Uber ha anunciado hoy que suspende las pruebas de sus vehículos autónomos en Tempe, Pittsburgh, San Francisco, Toronto y el área metropolitana de Phoenix. Ha publicado un comunicado donde expresa sus condolencias a la familia y explica que están cooperando con las autoridades locales en la investigación del accidente. De momento se desconocen las causas que han provocado el atropello, así que tendremos que esperar al informe de las autoridades cuando concluyan su investigación.

Toda la información sobre coches y tecnología, en nuestra Zona Motor

No es el primer accidente en el que se ve envuelto un vehículo autónomo de Uber. La compañía ya tuvo un espectacular accidente en Tempe en marzo de 2017, aunque la policía confirmó que el coche sin conductor no había sido el responsable del suceso.  

¿Son seguros los coches autónomos?

Este triste incidente vuelve a abrir el debate acerca de si los coches autónomos están ya preparados para circular por las calles junto con conductores y peatones. Los expertos consideran que de aquí a 15 años estos vehículos serán los que dominen nuestras carreteras y son muchos los que aseguran que mejorarán la seguridad vial, puesto que no se distraen, no se cansan, respetan siempre las normas de tráfico y no cometen errores humanos.

A pesar de todas estas ventajas, uno de los grandes retos que todavía está sobre la mesa para la tecnología de los vehículos sin conductor es adaptarse a los comportamientos impredecibles de las personas. Dado que los humanos no actuamos siguiendo un patrón, los sistemas autónomos necesitan estar preparados para valorar infinidad de posibles situaciones y escenarios. Además, a esto hay que añadir el dilema de a quién salvar en caso de sufrir un accidente que deben afrontar los algoritmos de los coches sin conductor.

Así se imagina BMW el futuro del coche autónomo (y lo hemos probado)

No obstante, las cifras avalan la seguridad de los vehículos autónomos. Por ejemplo, Waymo tan solo ha sido responsable de un accidente después de haber recorrido más de dos mil millones de millas en Estados Unidos, de forma que el riesgo de que uno de estos coches cause un accidente es 10 veces menor a que lo ocasione el sector demográfico de mejores conductores, y 40 veces menor que el peligro que suponen los conductores noveles. También hay que descontar los accidentes provocados por el alcohol, las distracciones o el cansancio, que no tienen lugar con los vehículos autónomos.

[Fuente: New York Times]

Ver ahora: