Skip to main content

¿Por qué existen diferentes tipos de sangre y por qué no se pueden mezclar?

Grupo sanguíneo

25/07/2018 - 08:18

Hasta hace poco más de 100 años, muchas personas morían cuando recibían transfusiones de sangre, mientras que otras no sufrían ningún problema. Pero nadie sabía por qué. Algo similar ocurría con los recién nacidos, cuando la madre es Rh-, y el bebé Rh+. Ambos problemas se deben a incompatibilidades entre diferentes tipos de sangre.

Pero esto no se supo hasta el año 1901, cuando Karl Landsteiner descubrió que existían diferentes grupos sanguíneos, la mayoría de ellos incompatibles entre sí. Unas gotas de sangre de un grupo diferente pueden provocar hemólisis, anemia, fallo renal, e incluso la muerte.

¿Por qué existen diferentes tipos de sangre? ¿Cuántos hay? La web Science Insider ha creado un vídeo para responder a estas preguntas.

La sangre tiene una proteína llamada antígenos, en la superficie de las células sanguíneas, que es la que desencadena la formación de los anticuerpos que nos protegen de las enfermedades y los ataques externos.

En la clasificación ABO existen antígenos A y antígenos B que dan lugar al grupo sanguíneo A o B, aunque en total suman más de 30 tipos de antígenos diferentes.

Se usa tambien la clasificación Rh, con los factores Rh+ y Rh-.

Estos ocho grupos sanguíneos que ves en la imagen están presentes en el 90% de la población del planeta:

Grupo sanguíneo

Los más comunes son A+ y 0+, que poseen el 65% de la población mundial.

Se sabe también que algunos grupos sanguíneos están asociados a zonas geográficas. Por ejemplo en el hemisferio oeste predomina el grupo sanguíneo 0, mientras que en el este,lo hace el A y el B. En la India hay una proporción cuatro veces mayor de sangre B+, que en Estados Unidos.

El grupo sanguíneo más raro es el AB-, que posee menos del 2% de la población mundial.

Grupo sanguíneo

No se sabe por qué existen diferentes grupos sanguíneos, pero sí sabemos que también los poseen la mayoría de los mamíferos (aunque no son compatibles con los humanos), y ya existían hace 20 millones de años.

Unos grupos protegen más que otros frente a ciertas enfermedades. Por ejemplo, las personas con un grupo sanguíneo de tipo A son más propensas a sufrir cáncer de pancreas, leucemia, y ataques al corazón. Y se agravan enfermedades como la malaria. Sin embargo, aquellos que tiene sangre de tipo O (también llamada 0) en raras ocasiones se les complica la malaria, pero son más propensos a sufrir úlceras o a romperse el Tendón de Aquiles.