Skip to main content

Así son las nuevas normas para el pago con tarjeta, tanto online como en comercio físico

Pago tarjeta crédito

DepositPhotos

05/02/2021 - 18:54

Desde el 1 de febrero ya está disponible la doble autenticación reforzada en los pagos con tarjeta de más de 30 €, y que también afecta a otras operaciones que te explicamos a continuación.

Si eres amante de realizar pagos con tarjetas de crédito o de débito tanto de forma online como presencial en tus comercios favoritos, desde el 1 de febrero vas a tener que realizar un paso más en la compra para poder ejecutar el pago.

Y es que desde el 1 de febrero ha llegado la llamada “doble autenticación reforzada” en los pagos con tarjeta de 30 € en adelante, una forma de salvaguardar nuestra seguridad y de evitar que si en un futuro nos roban alguna de nuestras tarjetas de crédito o de débito, los delincuentes no puedan sacarla provecho.

Básicamente si antes únicamente tenías que introducir el PIN a la hora de realizar un pago con tarjeta de crédito o débito, ahora se añade una capa más adicional de seguridad. A la medida se la conoce como “autenticación reforzada” que afecta tanto a los comercios físicos como a los comercios online y que está dentro de la normativa sobre los servicios de pago para toda Europa.

Según comenta la Comunidad de Madrid, la autenticación reforzada “mejora la seguridad en el pago de nuestras compras diarias, supone un cambio en la manera de operar de los usuarios bancarios y protege aún más nuestras operaciones, desde las transferencias a las compras en comercios online o pagos en establecimientos”.

Así que operaciones que hasta ahora hemos estado haciendo de manera más o menos ágil, incluido el acceso a nuestra cuenta bancaria en Internet, pero también pagos electrónicos, el pago con tarjeta en establecimientos y demás que suponen cierto riesgo de fraude en el pago, contarán con autenticación reforzada.

Básicamente ahora se utilizarán un mínimo de dos elementos de identificación que sean exclusivos del usuario de la tarjeta y están concebidos de manera que se proteja la confidencialidad de los datos de identificación basándose en los pilares de conocimiento, posesión e inherencia.

Así que cada vez que realicemos un pago superior a los 30 €, además de introducir nuestro PIN como hacíamos antes, se añade un paso más, y el más común será introducir un código que hayamos recibido en nuestro teléfono móvil. Es por ello que debes cerciorarte de que en tu banca online hayas introducido un número de teléfono totalmente válido para poder confirmar tus compras. Por otra parte, si la compras no las haces con tarjeta pero la haces con el móvil, se te podría pedir algún tipo de autenticación biométrica como huella dactilar.

También se te puede requerir la doble autenticación reforzada en pagos inferiores a 30 € siempre y cuando ya se hayan realizado previamente al menos cinco pagos inferiores a esa cantidad o bien se hayan superado los 100 € en compras desde la última vez que se solicitó dicho paso adicional.

Habrá ciertas excepciones como todas nuestras suscripciones y pagos periódicos que no requerirán este tipo de autenticación reforzada, o incluso algunos pagos sin contacto en establecimientos, cuyo límite será de 50 €. También se te podría pedir el código adicional cuando estés realizando distintos movimientos a través de tu banca online.

Por último, tendremos un máximo de cinco intentos para aplicar esta autenticación reforzada que deberá resolverse antes de que pasen cinco minutos.