Skip to main content

La sonda InSight empieza a perforar la superficie de Marte

Mars InSight

06/03/2019 - 08:15

Una misión acaba y otra empieza. La NASA tiene un nuevo robot en Marte, InSight, lanzado a finales del año pasado, y tras unos meses en los que no hemos vuelto a saber de él, por fin conocemos que su misión ha empezado. La InSight comienza a perforar Marte.

Hace unos días os contamos que el Opportunity, el rover lanzado por la NASA hace ya bastantes años, y tras cumplir, con creces, su misión, ''moría'' en algún punto de Marte tras no haber podido cargar sus baterías tras una tormenta.

Sin embargo, ya estaba en marcha la segunda parte de la misión, la que arrojará luz sobre la formación, y composición exacta, de Marte.

La sonda InSight aterrizó el pasado 26 de noviembre en la superficie del planeta rojo y, tras mandar algunas fotos y tras un periodo de descanso, ya ha encontrado un sitio en el que ''excavar''.

En el poco tiempo que la InSight lleva en el planeta, ya nos ha regalado momentos memorables. No nos referimos a esas fotografías que, aunque son de mayor calidad que las que capturó en su día el Opportunity, no son ''nuevas''.

Hablamos de los archivos de audio, ya que nos han permitido escuchar ''cómo suena Marte'', o la brisa de Marte, mejor dicho.

Ahora, sin embargo, ha comenzado la verdadera misión de InSight, la de perforación de la corteza marciana para estudiar la evolución geológica del planeta. Esto nos permitirá conocer su composición, pero también la evolución de otros planetas como Mercurio, Venus, La Tierra y el propio Marte.

Gracias al taladro y los sensores de InSight, conoceremos mejor cómo se formó el planeta hace 4.500 millones de años, y cómo fue evolucionando capa a capa.

InSight

Ahora bien, ¿cómo funciona este taladro en Marte? Realmente, no es como un taladro, sino como un clavo. Imaginad una punta metálica que va unida a un gran cable para llegar más lejos de forma sencilla.

¿Harto de barrer? Las mejores ofertas para comprar un robot aspirador

El Mars Mole, como lo han llamado, funciona como un clavo con martillo incorporado. Lleva una serie de sensores para calcular la temperatura y, realmente, va bastante lento.

Según los responsables del ''clavo'', para perforar unos 35 centímetros se invirtieron más de 4.000 golpes.

Habrá que dar varios miles más para llegar al objetivo de los 5 metros de profundidad en una misión que nos aportará información única sobre el planeta rojo.

Más:

#Destacado