Skip to main content

Trucos sencillos para limpiar las copas y los vasos y que queden resplandecientes

Copas

Depositphotos

17/07/2021 - 06:45

¿Te cuesta eliminar los restos de suciedad de las copas y los vasos? ¿El cristal queda empañado y sin brillo? Pon en práctica estos trucos para limpiar la cristalería fácilmente y consigue resultados excelentes.

Aunque a priori puede parecer una tarea sencilla y sin mucha complicación, limpiar la cristalería no es algo fácil. Hay bebidas que dejan manchas difíciles de quitar, como el vino o el café, y en muchas ocasiones el cristal queda empañado y sin brillo.

Con el uso y el paso del tiempo, también resulta bastante habitual que el cristal acabe arañado con feas marcas blancas, motivo por el que podemos acabar tirando muchas piezas.

Si quieres evitar lavar dos veces los vasos y las copas y te gustaría extender al máximo la vida útil de tu cristalería, hay algunas consejos que puedes poner en práctica. 

Toma nota de estos trucos sencillos para limpiar las copas y los vasos y que queden resplandecientes:

  • Enjuaga después del uso. Para prevenir la formación de manchas, lo mejor es que enjuagues los vasos y las copas después de utilizarlos. Simplemente mete las piezas en el fregadero y llénalas de agua. No te costará nada y te ahorrará mucho trabajo después.
  • Lava el cristal a mano siempre que puedas. El lavavajillas es un invento maravilloso pero no es la mejor opción para la cristalería. Si pones ciclos largos o con la temperatura del agua muy caliente, o si usas detergente de poca calidad, las copas y los vasos pueden salir recubiertos por una película blanquecina. Por ello, es mejor lavar a mano la cristalería delicada. 
  • Usa vinagre blanco para sacar brillo. Si quieres que tus vasos y copas queden brillantes y resplandecientes, puedes sumergir las piezas en vinagre blanco tibio durante una hora. Después, enjuaga con abundante agua y seca con un paño de microfibra. 
  • Seca la cristalería con un paño. Para que no queden gotas ni manchas de agua en el cristal, lo mejor es que seques las copas y los vasos a mano con un paño. Es preferible usar un paño de microfibra a un trapo de cocina, ya que produce menos fricción.
  • Elimina los arañazos del cristal. En caso de que algunas piezas presenten arañazos, antes de deshacerte de ellas prueba algún truco para reparar el cristal. Si los arañazos son superficiales puedes poner pasta de dientes y frotar con un paño, o aplicar amoniaco diluido.