Skip to main content

La DGT alerta del peligro de la calefacción del coche durante la ola de frío

Quitar hielo del coche

Getty

14/01/2021 - 10:40

Esta semana la temperatura en algunas zonas de España ha llegado a -25ºC. Ante esta ola de frío la DGT explica cómo cuidar los vehículos.

El temporal Filomena primero cubrió buena parte de España con grandes cantidades de nieve para después congelarlo todo con temperaturas extremadamente bajas. En la localidad de Bello, en Teruel han llegado a sufrir temperaturas de más de 25 grados bajo cero

¿Qué podemos hacer con esos vehículos congelados por el frío extremo? La DGT advierte que la calefacción no es un buen recurso en estos casos. Con el exterior del coche cubierto de hielo, poner la calefacción fuerte aumenta el riesgo de rotura de los cristales. 

Si la temperatura exterior es de -5ºC y ponemos la calefacción sin descongelar primero el parabrisas, el porcentaje de que este sufra una rotura llega al 80%. En caso de que la temperatura fuera del coche sea de 0 grados, en el 60% de las ocasiones el parabrisas se rompe con la calefacción

Para evitar esta situación, antes de calentar el interior del coche debemos realizar una serie de operaciones para acondicionar el coche por fuera. Antes que nada, si sabemos que llegan días y noches muy frías y solemos aparcar el coche en la calle, es recomendable colocar una cartón de gran tamaño en el parabrisas sujeto con los limpias

Este cartón protege el cristal de la congelación, pero si ya es tarde y nos hemos encontrado hielo o nieve encima del coche hay dos cosas que no debemos hacer bajo ningún concepto: aplicar agua caliente o encender la calefacción. Ya hemos visto que el contraste de calor provoca que el cristal se rompa con facilidad.

Para quitar la nieve blanda, podemos usar utensilios tan caseros como una escoba que tengamos en casa y empujar la nieve a un lado del coche. Puede que nos haga falta llevar una pala extensible como esta en el maletero del coche para apartar la nieve de las ruedas y la carretera para poder salir. 

Una vez hemos quitado la nieve y nos tenemos que enfrentar al hielo, la opción más recomendable es usar alcohol para derretir la capa de hielo, incluso dentro de las cerraduras. Otra opción es contar con un rascador para quitar el hielo del parabrisas. Cuestan por lo general poco, como este modelo con cepillo para la nieve de menos de 10 euros.

Ahora que ya tienes limpio todo el parabrisas, el coche despejado de nieve y posiblemente hayas tenido que poner las cadenas, ya puedes circular y encender la calefacción a una temperatura prudente. Por último recuerda cambiar con regularidad las escobillas de los limpiaparabrisas, con una vez al año es suficiente.