Skip to main content

Esta moto fantasma de BMW ha ido directamente del taller a un museo

Kingston Custom Phantom Good Ghost

Kingston Custom

09/01/2021 - 08:00

Todo lo que toca el "customizador" alemán Dirk Oehlerking lo convierte en oro. O más concretamente, en piezas de museo. Como la nueva  Good Ghost de Kingston Custom con corazón de BMW.

En su taller Kingstom Custom, Dirk Oehlerking se ha especializado en personalizar motos BMW clásicas. Sus míticas motos fantasma White Phantom y Black Phantom ya tienen compañía: la espectacular Good Ghost, que rompe con cualquier idea preconcebida que tengas sobre un vehículo de dos ruedas.

La Good Ghost de Kingston Custom ha ido a parar directamente del taller de Dirk Oehlerking al museo Hass Moto Museum and Sculpture Gallery en Dallas, Texas.

Una de las peculiaridades de Kingston Custom es que para personalizar las motos no emplea piezas o materiales nuevos, sino que recicla componentes e incluso chasis, carrocería y piezas sobrantes de otras motos BMW que ha personalizado. En el caso de la Good Ghost, monta el motor y el chasis de la BMW R100 RS de 1980 y la rejilla frontal de la BMW 328 de 1936, además de otras piezas intactas o modificadas de otras BMW:

Kingston Custom Good Ghost

Kingston Custom

Toda la espectacular carrocería de inspiración art-decó ha sido modelada a mano con aluminio de 2 mm de grosor. La peculiar forma hace que el piloto no se introduzca dentro de la moto, como ocurre casi siempre, sino encima. El peso total es de solo 179 Kilos.

Tal como explica Design Boom, el sillín de cuero personalizado se extiende hasta el frente curvo, decorado por una fila de medidores propios de Kingston.

Kingston Custom Good Ghost

Kingston Custom

El asiento se levanta para contener una botella, dos vasos, un sacacorchos, una bujía de repuesto y una tapa de bujía. 

Los paneles laterales del recubrimiento, cerrados con bisagras y asegurados por broches de cuero, guardan una sorpresa: un compartimento que se despliega y desvela un juego de herramientas a la izquierda y una selección de cubiertos de época a la derecha.

Kingston Custom Good Ghost

Kingston Custom

A nivel de prestaciones, el motor de la Good Ghost tiene una cilindrada de 971 cc y una potencia de 72 CV.

Una moto única que no se va a poner a la venta ni la veremos en las carreteras: solo podrán disfrutarla aquellos que visiten el museo Hass Moto Museum and Sculpture Gallery en Dallas, Texas.