Logo Computerhoy.com

La multa de la DGT a la que te expones cada vez que abres la puerta del coche

Multa de tráfico Guardia Civil

La Dirección General de Tráfico dedica su tiempo y esfuerzo a conseguir unas carreteras más seguras, y para ello lo mejor es sancionar las malas prácticas. Por ejemplo, abrir sin mirar la puerta del coche es uno de esos malos hábitos que pueden provocar accidentes.

No todo el mundo lo sabe, pero no solo somos susceptibles de ser mutilados cuando el coche está en marcha y el motor encendido.

La forma en la que aparcamos, el estado de nuestro vehículo... hay un montón de variables y situaciones que los agentes de tráfico pueden interpretar como sancionables, por eso lo mejor es conocer muy bien estas normas (aunque a veces sea difícil saberlas todas).

Y es que, para sorpresa de muchos, incluso la forma en la que abrimos la puerta del coche puede acarrear una multa si no somos conscientes de qué es lo que nos rodea y de qué forma podemos evitar accidentes. Vamos a explicarlo.

Coche adelantando ciclistas

Depositphotos

La Dirección General de Tráfico (DGT) en su labor por acabar con los pequeños accidentes ha lanzado una sanción que muchos desconocen. Esta consiste abrir la puerta del coche sin mirar, lo cual está sancionado con 80 euros de multa.

¿Por qué?, os preguntaréis. La respuesta es clara: para evitar accidentes por despiste o malas formas. Una puerta abierta en un momento inoportuno puede acabar con un ciclista en el suelo, un motorista estrellado o un coche que tenga que dar un volantazo para esquivarnos.

Es muy peligroso abrir una puerta sin mirar antes, ya que la vía puede estar ocupada o a punto de ser ocupada, por lo que provocaríamos un accidente por el mero hecho de ser unos despistados. De ahí que se empiece a perseguir a base de multas.

patinete electrico

Pero si bien el castigo es económico, por suerte  no acarrea la pérdida de puntos. La DGT también asegura que es muy poco habitual o muy difícil de captar en el momento exacto, ya que tendría que ser un agente el que captase el momento exacto en el que el conductor se bajase del vehículo.

Esta sanción viene recogida en el artículo 114 del Reglamento General de Circulación y está considerada infracción leve: "Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse de aquel sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro".

Así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis a abrir la puerta de vuestro vehículo, vistazo a ambos lados y, si no viene nadie, sentíos libres de salir del coche sin miedo a ser multados.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.