Skip to main content

Los peligros del Autopilot de Tesla: el conductor se echa una siesta y el coche sigue conduciendo a 150 Km/h

Tesla Model S

20/09/2020 - 18:12

Nuevo incidente relacionado con el piloto automático de los coches Tesla. Aunque no hubo que lamentar víctimas, la perspectiva de un coche que circula a 150 Km/h sin nadie al volante, es perturbadora...

Ha vuelto a ocurrir. De la manera más irresponsable posible: con los asientos reclinados, y en pareja. Un conductor canadiense de 20 años ha sido detenido tras circular dormido a 150 Km/h en su Tesla Model S. No fue accidental: tanto su asiento como el del copiloto, que también dormía, estaban reclinados.

Según informa la Real Policía Montada de Canadá, sobre las 4 de la tarde del 9 de julio, una llamada alertó a los agentes de la presencia de un Tesla Model S de 2019 circulando a gran velocidad en la Autopista 2, en Ponoka. Puedes verlo en la foto de apertura de la noticia.

El coche circulaba a unos 140 Km/h, con los asientos delanteros reclinados hacia atrás, y sus ocupantes aparentemente dormidos. El Tesla estaba conduciendo solo con el AutoPilot activado.

Un coche patrulla de la Real Policía Montada de Canadá de Alberta condujo hasta el vehículo Tesla. Cuando se acercó hasta él con las luces de emergencia, el vehículo aceleró automáticamente hasta los 150 Km/h. Seguramente es una de las medidas de seguridad del Autopilot: si detecta que un vehículo se acerca demasiado, acelera. ¿Pero y si va a adelantar?

Finalmente con el sonido de la sirena el conductor se despertó y pudo detener el coche. Se trata de un joven de 20 años residente en British Columbia, que fue acusado de circular a más velocidad de la permitida, y se le retiró el carnet de conducir durante 24 horas, por fatiga.

Tras analizar los hechos y comprobar que fue una acción premeditada, al reclinar los asientos para dormir con el Autopilot activado, también ha sido acusado de conducción temeraria.

El superintendente Gary Graham, de los servicios de tráfico de la Policía Montada de Canadá ha aclarado que: "Aunque los fabricantes de vehículos nuevos han incorporado salvaguardas para evitar que los conductores aprovechen los nuevos sistemas de seguridad en los vehículos, esos sistemas son solo eso: sistemas de seguridad complementarios. No son autónomos, y el conductor todavía tiene la responsabilidad de conducir".

El AutoPilot de Tesla es una ayuda a la conducción que es capaz de mantener la dirección en las rectas, tomar algunas curvas, e incluso cambiar de carril. Pero no es conducción autónoma, y para que funcione las manos del conductor tienen que estar apoyadas en el volante. Aunque el sistema se puede engañar con cualquier objeto que aporte un poco de peso, como una naranja.

Tras registrarse varios accidentes en donde estaba involucrado el AutoPilot, algunos con víctimas mortales, expertos han pedido a Tesla que le cambie el nombre, porque Piloto Automático hace creer a mucha gente que el coche conduce solo. Algo como Ayuda a la Conducción, sería mucho más claro. Pero vende menos que AutoPilot...