Skip to main content

Huawei Mate 10: toma de contacto y primeras impresiones

Toma de contacto huawei mate 10

17/10/2017 - 01:36

Cargado de novedades y estrenando NPU, Huawei ha lanzado en Múnich su Huawei Mate 10, el último integrante de la familia de phablets. Como en en ediciones anteriores del terminal, la batería y la pantalla sirven de bandera, aunque lo más interesante esté en el interior. Hemos podido ponerle las manos encima y preparar esta breve toma de contacto con el Huawei Mate 10, para contaros nuestras primeras impresiones.

Y es que cuando decimos que "lo importante está en el interior" hablamos del NPU o Neural Processing Unit, el chip con el que Huawei Mate 10 quiere sustituir la CPU de los móviles por un hardware virtualmente nuevo. De funcionar, el mismo terminal tendría la capacidad de procesamiento que hasta ahora estaba reservada sólo al Cloud. 

Pero vayamos por orden: en una toma de contacto, lo primero que nos llama la atención es siempre el diseño. En este caso, Huawei demuestra con el Mate 10 que no tiene intencion de perder el norte en la carrera de los smartphones, apostando por una pantalla FullView Display de 5,9 pulgadas. 

La marca china sigue la tendencia del mercado de reducir los marcos todo lo posible. También se abogado por los 16:9 como formato, y la pantalla LCD llega a los 730 nits de brillo. En la práctica, esto se traduce con un una pantalla perfectamente visible a plena luz del día, con la que no hemos tenido queja alguna en esta primera toma de contacto con el Huawei Mate 10

Otro detalle jugoso es la conectividad. El teléfono es un Dual SIM con 4G Dual. Hasta ahora, los terminales que ofrecían dos ranuras para tarjetas dejaban el 4G reservado para la principal, y la segunda solía ser 3G o 2G. En el Mate 10 no tendremos que priorizar entre nuestras tarjetas.

Todas las características del nuevo Huawei Mate 10

También en el apartado de conectividad podremos disfrutar de una característica que ya existía en el mercado, pero que Huawei se ha preocupado de optimizar: el escritorio móvil. La posibilidad de conectar nuestro Huawei Mate 10 a una pantalla y convertirlo en un ordenador con todas las de la ley ya no necesita de un 'docking station', sino tan sólo de un cable USB-C a HDMI

Pero ¿Y los periféricos? Por un lado, tenemos la posibilidad de utilizar la pantalla táctil del Huawei Mate 10 como trackpad y teclado, pero también podremos utilizar un Bluetooth Dual optimizado que nos permitirá sincronizar a la vez teclado y ratón sin interferencias ni exclusiones.  Claro que todo esto aún está por ver. 

De lo que sí os podemos hablar es de otras cosas que no nos han hecho tanta gracia, como el consumo abusivo de memoria por parte del firmware. En Huawei han hablado de cómo la NPU tenía cargadas miles de imágenes para comparar con la cámara, y ver qué tipo de modo usar. Pues bien, ésto se traduce en que de los 64 GB de memoria del dispositivo, sólo tenemos libres 48. 

Visto así, no es de extrañar que se hayan reservado el NPU para terminales sobrados de batería, ram y almacenamiento. ¿Os imagináis estas mismas condiciones en un Lite? Pues eso. 

De todas formas, éste es el único comentario negativo de un terminal que, por lo demás, nos ha convencido de su utilidad y su buena relación calidad precio. Especialmente cuando las mismas características, en otros fabricantes podrían habler llegado a los 900 euros con mucha facilidad, y en Huawei Mate 10 nos quedamos en 699€... que no están nada mal, y que demuestran que la marca no tiene miedo a jugar en las grandes ligas.