Skip to main content

El nuevo móvil de Google competiría en procesador con Apple

Google podría incorporar su propio procesador en el nuevo Pixel

14/06/2017 - 08:52

Si por algo destacan los procesadores de los iPhone, es por no tener nada que ver ni con Qualcomm, ni con Samsung ni mucho menos con MediaTek. Los de Cupertino desarrollan sus propios procesadores (los famosos Apple A_) para garantizar el máximo rendimiento en sus móviles, y ahora se ha sabido que Google se estaría preparando para seguir el mismo camino. De hecho, la compañía acaba de contratar a un ex-ingeniero de Apple que precisamente trabajó en el desarrollo de los procesadores de los iPhone.

Pese a que ni el Google Pixel ni el Google Pixel XL han sido un éxito de ventas (esta semana conocíamos que no han vendido mucho más de un millón de unidades), Google está decidida a seguir equipando en su familia de móviles las mejores especificaciones técnicas del momento. Dejando a un lado el Google Pixel 2, el cual parece ser que finalmente llegará con el nuevo procesador Snapdragon 836 de Qualcomm, la compañía tiene reservados para el siguiente Pixel unos planes muy ambiciosos que están estrictamente relacionados con el trabajo de Manu Gulati.

Manu Gulati, que para muchos será un nombre completamente anónimo, ha ocupado durante años un importante puesto en el desarrollo de los procesadores de Apple. Google acaba de contratar a este ingeniero con la presumible intención de desarrollar un modelo propio de procesador para los Google Pixel, dejando así de lado cualquier vínculo con Qualcomm para garantizar una fluidez que a día de hoy es imposible de conseguir con un procesador que no está optimizado para un dispositivo en concreto.

Si el Google Pixel 2 no tuviera marcos, así sería su diseño

¿Por qué móviles como el iPhone 7 o el iPhone 7 Plus presumen de tanta fluidez? Entre muchos otros factores, se debe a que tienen un procesador que ha sido diseñado específicamente para las necesidades de esos móviles en concreto; los fabricantes del mundo Android, en cambio, deben conformarse con lo que compañías como Qualcomm o MediaTek les ofrecen a todos por igual. Google tuvo que conformarse con el Snapdragon 821 en su primer Pixel, y seguramente deberá hacerlo de nuevo con el Pixel 2, pero al Pixel 3 le esperan muchas novedades.

Si Google ha contratado a Manu Gulati con la intención que todo el mundo se está imaginando ahora mismo (la de hacer un procesador prácticamente desde cero, adaptándolo a los requisitos del móvil de Google), el Pixel que se lanzará de cara al próximo año 2018 podría traer consigo un rendimiento que estaría por encima de la media sin necesidad de que eso se tradujera en disparar el número de núcleos, la velocidad de reloj o la temperatura de funcionamiento del procesador.

El Nexus 5X es un chollo en Amazon ahora mismo

Por otra parte, el Google Pixel no sería el único beneficiado de esta estrategia. Al igual que Apple incorpora sus propios procesadores en productos tan variados como el altavoz HomePod (el cual incorpora el miso procesador que el que traía el iPhone 6), Google -de tener un modelo propio de procesador- podría hacer lo mismo con productos como, por ejemplo, su altavoz inteligente Google Home.

De momento, está previsto que la compañía estadounidense presente sus nuevos Google Pixel 2 en un evento que tendrá lugar a finales de este mismo año. Por lo que dicen los rumores, la compañía volverá a repetir su apuesta por un teléfono de la más alta gama. Lo que está por ver si es, esta vez, sus nuevos móviles llegarán a España.

Pudimos probar el modelo del año pasado: Google Pixel XL, análisis

[Fuente: Variety]

Ver ahora: