¿Qué pasa cuando estamos demasiado tiempo con el móvil?

Flickr/ Kamyar Adl

Su adicción a Candy Crush podría estar afectando su cuello más que su productividad, de acuerdo con una nueva investigación.

Un estudio por el cirujano espinal Kenneth Hansraj muestra que mirar hacia abajo al teléfono puede causar un estrés significativo en la columna vertebral, lo que en teoría podría causar daños que, eventualmente, requerirían cirugía.

Mirar hacia abajo al teléfono puede añadir hasta 60 libras de presión sobre la columna, dependiendo del ángulo, según el informe publicado en el journal científico Tecnología Quirúrgica Internacional.

Uso prolongado del móvil triplica riesgo de tumor cerebral.

La gente pasa dos a cuatro horas por día, en promedio, con la cabeza inclinada hacia abajo en actividades como envío de mensajes de texto y lectura, según el estudio. En el transcurso de un año, ese tiempo termina sumando entre 700 y 1.400 horas de exceso de estrés en la columna cervical, o hasta 5.000 horas para los estudiantes de secundaria.

Con el tiempo, esto provoca una posición encorvada hacia delante y aumenta el riesgo de desgaste y rotura de la columna.

El gráfico anterior muestra las distintas libras de presión que puede ejercer sobre su columna vertebral el estar con la cabeza doblada hacia adelante. Cuanto más tiempo, más perjudicial puede ser.

Es "casi imposible evitar las tecnologías que causan estos problemas," escribió el Dr. Hansraj en el informe. Pero las personas pueden tomar medidas preventivas examinado su teléfono a la vez que mantiene una buena postura, que se define como tener las orejas alineadas con los hombro.

Una buena postura tiene varios beneficios, además de ahorrar daños a su columna. Hansraj señala en el estudio que investigaciones anteriores han encontrado que las personas con alineación apropiada de la columna -también conocido como "power posing"- experimentaron un aumento en sentimientos de poder, mayor tolerancia para la toma de riesgos y disminución de los niveles de cortisol, una hormona principalmente asociada con la respuesta del cuerpo al estrés.