Un chatbot ofrece ayuda psicológica a los refugiados sirios

Un chatbot ofrece ayuda psicológica a los refugiados sirios

Desde el inicio de la guerra, más de un millón de sirios han huido al Líbano. Según la Organización Mundial de la Salud, una quinta parte de ellos puede estar sufriendo algún trastorno de salud mental debido a las situaciones traumáticas a las que se han enfrentado: pérdida de seres queridos, hogares destruidos, falta de sustento… Sin embargo, este tipo de atención sanitaria es en su mayoría privada y las necesidades de los refugiados no están siendo debidamente atendidas.

Con la intención de apoyar el trabajo de los psicólogos que trabajan en la región, una startup de Silicon Valley, X2AI, ha creado un chatbot basado en la inteligencia artificial que puede mantener conversaciones en árabe para asistir a los sirios con problemas emocionales. El robot se llama Karim y utiliza un sistema informático para analizar el lenguaje de su interlocutor y averiguar así su estado emocional.

Casi no hay servicios de salud mental en los campos de refugiados. La gente tiene depresión, ansiedad, una sensación de desesperanza y miedo a lo desconocido” dice Eugene Bann, cofundador de la startup. “La tecnología como la de X2AI nos permitirá llegar a la gente que normalmente no tiene ayuda”.

Fear of the Sky: la Guerra Civil Siria en 360º

El producto estrella de X2AI es Tess, otra inteligencia artificial de última generación. Incluye algunas características avanzadas que todavía están en fase de pruebas, como una función que detecta cuando un usuario está en peligro, por ejemplo si habla de suicidio o autolesiones, y contacta con un psicólogo humano. Se ha desarrollado un prototipo de Tess para ayudar a los veteranos de guerra a lidiar con el trastorno postraumático.

Terapeuta virtual para los refugiados sirios

Por ahora, Karim es más un amigo que un terapeuta. “Por supuesto que contamos con todas estas terapias psicólógicas [...], pero para empezar tenemos que romper esas barreras” explica Bann. “Dejamos que ellos hablen de cosas superficiales primero. Luego, lentamente y de acuerdo a cómo responden y a cómo nosotros interpretamos sus emociones, Karim puede hacerles preguntas más personales”.

Crysis Info Hub, la ayuda de Google a los refugiados sirios

Es el caso de Ahmad, de 33 años, un refugiado sirio que huyó de Damasco para vivir en el oeste de Bekaa, en el este de líbano. Trabaja como profesor en una escuela para niños refugiados y se le dio la oportunidad de darle uso a Karim. “Me sentí como si estuviese hablando con una persona real” dijo al respecto. “Una gran cantidad de refugiados sirios tienen traumas y tal vez esto pueda ayudarles a superar eso”.

Terapeuta virtual para refugiados sirios

En la década de 1960, el informático Joseph Weizenbaum creó Eliza, una simulación de psicoterapeuta que podía responder a preguntas. En 1990, treinta años después, Richard Wallace desarrolló Alice, un chatbot similar pero mejorado. “Eliza y Alice son muy básicas. Reciben una respuesta y utilizan un conjunto limitado de reglas basadas en la localización de palabras clave y en algunas estadísticas para determinar cómo responder” dice Bann. “Tess, por el contrario, tiene en cuenta las respuestas de todos los pacientes para considerar qué decir luego”.

Las mejores webs solidarias

Con todo, hay voces escépticas sobre esta iniciativa de X2AI. Davod Luxton, profesor asociado en la Universidad de Washington, está construyendo una inteligencia artificial similar a Tess y plantea algunas preocupaciones éticas: si alguien indica que es un suicida a un psicólogo humano estamos obligados a hacer ciertas cosas por la ley. ¿Cómo va a controlar eso el sistema? Luxton sospecha que Karim podría confundir a los usuarios y ser perjudicial, pero “si se trata solo de proporcionar asesoramiento puede estar bien”. 

[Fuente:theguardian]