El virus Pacman usa Dropbox como cebo para secuestrar datos

pacman virus dropbox

Al igual que Pacman se come rápidamente las bolitas que encuentra a su paso, esta pieza de ransomware cifra todos los datos de tu equipo (que pasan a tener extensión .ENCRYPTED) haciéndote pagar más tarde por ellos. Te ofrece 24 horas en las que si no pagas con Bitcoins la cantidad solicitada perderás todos tus datos.

Además, Pacman toma el control del sistema, adueñándose de las funciones de apagado, reinicio, del administrador de tareas (tskmgr), de la línea de comandos (CMD), del registro (regedit), etc., con lo que resulta muy difícil acabar con el mismo.

Este virus te hará creer, mediante un email convincente, que es importante que revises algunos ficheros en Dropbox, a los que te ofrece un enlace. Y es que el servicio de almacenamiento en la nube Dropbox es el cebo empleado por este ransomware. Por ejemplo, se ha hecho creer a unos doctores daneses que un paciente que necesita de su ayuda les envía unos enlaces a Dropbox con los resultados de algunas de sus pruebas.

El virus Pacman sólo necesita del entorno de programación .NET, que está instalado en la mayoría de los equipos con Windows.

Por el momento, el alcance del ransomware Pacman no habría sido demasiado alto, pero se espera que pueda incrementar su alcance. Nos sirve de contexto para volver a hablar y hacer hincapié en un tema de especial interés en la seguridad informática, el ransomware.

No sólo el PC es víctima de estos ataques: ESET en el MWC: El ransomware ha llegado a los smartphones

¿Recuerdas, por ejemplo, el mensaje que llegaba a algunos usuarios de parte de "Correos" informándoles de que había una carta certificada para ellos? La coartada en este caso para hacer que el usuario actuase era indicarle que si no recogía la carta se le cobraría una multa, así como que tenía que descargar algunos ficheros. El objetivo siempre es el mismo: esperar que el usuario descargue algún ejecutable en el que al hacer doble clic se produce el secuestro de los datos.

Como siempre, cautela en estos casos y sentido común. Por muy convicente que pueda resultar el mensaje, a veces escrito en perfecto español, sospecha del mismo.

[Fuente: PCWorld]