Skip to main content

Bloqueadores de anuncios que añaden anuncios y estafas: así es como funciona este nuevo timo de internet

Imagen de un iPhone con Google abierto

14/10/2021 - 08:41

Los famosos bloqueadores de anuncios no siempre son lo que parecen, como el ejemplo que hoy os traemos de un nuevo programa que acaba por arruinar nuestra experiencia de navegación y pone en peligro nuestra seguridad.

Debido a que algunas paginas webs usan de forma abusiva los anuncios, hace unos 10 años aparecieron en Chrome y otros navegadores extensiones que podían frenar este uso indiscriminado, aunque eso supusiera dejar sin financiación a la página web en concreto.

A Google le pareció bien, tanto que desde entonces estos programas bloquea anuncios están disponibles en su página de extensiones. El problema es que parece ser que hay algunos que son apps maliciosas que muestran anuncios muy perjudiciales. Y todo esto sin que Google haga nada.

La compañía de seguridad Imperva ha encontrado una extensión del navegador llamada AllBlock que dice bloquear anuncios, pero que en realidad lo que hace es inyectarlos en Chrome y Opera.

Publicidad en Chrome

La extensión bloquea los anuncios, eso es cierto, pero a la vez también ejecuta un script en segundo plano que inyecta un fragmento de código JavaScript en cada nueva pestaña que los usuarios abren.

Ese fragmento de código habla con servidores remotos y descarga paquetes que, según Imperva, están conectados con los operadores de una estafa de inyección de anuncios.

Bloquear anuncios

Esta estafa, según observan los investigadores, introduce anuncios distintos a los legítimos que aparecerían en la página web normal.

Algunos de esos anuncios incluyen enlaces de afiliados, lo que significa que los creadores de este AbBlocker podrían estar cobrando comisiones a los internautas que hacen clic en los anuncios inyectados de forma artificial.

De esta forma, todos aquellos que se descarguen este bloqueador de anuncios dejan de ver la publicidad legítima de las web (la que da de comer a redactores, programadores, etc.), para empezar a dar dinero a los creadores de la extensión gracias al engaño y el timo.

Como veis, en la red hay que llevar cuidado incluso cuando Google nos ofrece una extensión que, de primeras, debería ser segura. Mucho ojo aquí fuera.

Etiquetas:

#Tecnología, #Internet

Y además