Skip to main content

La compra de Twitter por Elon Musk no ha sentado nada bien en Tesla

Elon Musk empresas

27/04/2022 - 11:40

Las acciones de Tesla están experimentando una gran caída tras el anuncio y ahora compra de Twitter, por parte de Elon Musk. Posibles distracciones y una venta potencial de acciones de Tesla, entre las grandes causas.

El valor de la participación de Musk en Tesla se ha desplomado en 40.000 millones de dólares desde el 4 de abril, cuando reveló inicialmente que había comprado una participación del 9,2% en Twitter, según informó Bloomberg. 

Desde entonces, las acciones de Tesla se han hundido varias veces antes de la venta del martes, lo que ha provocado una caída total del 23%, o los que es lo mismo, 275.000 millones de dólares, en el valor de las acciones del fabricante de vehículos eléctricos este mes.

Los analistas de Wells Fargo dijeron en una nota que están preocupados por las distracciones que Twitter presentaría para Musk.

Elon Musk empresas

Así ha conseguido Elon Musk llegar a ser una de las grandes fortunas del planeta

"Hay dos preocupaciones desde la perspectiva de los accionistas de TSLA", dijeron los analistas de Wells Fargo. "Uno, TSLA está actualmente en los primeros días de la rampa de dos fábricas, Austin y Berlín, que probablemente duplicará su capacidad global. Dirigir Twitter sería una posible distracción para un CEO que ya tiene un plato lleno", explican.

"En segundo lugar, las condiciones de financiación de la adquisición no están claras. Los activos más líquidos de Elon serían sus acciones de TSLA valoradas en 170.000 millones de dólares", añaden.

Y es que, esta empresa no lo está teniendo nada fácil. Recientemente, Tesla ha logrado dos grandes objetivos: abrir nuevas plantas de ensamblaje de vehículos en Alemania y Texas. Pero ahora se encuentra en medio de un bloqueo de Covid en Shanghai, que le ha obligado a suspender la producción en su fábrica de allí. 

Satélite Glory de la NASA

Amazon lanzará su internet satelital en 2022 para competir con Space X

Tesla también sigue enfrentándose a la escasez de chips, a la inflación y a otras presiones en la cadena de suministro que afectan a toda la industria automovilística.

Ahora bien, también hay que destacar que su otra gran empresa, SpaceX, tampoco está pasando por su mejor momento. Y es que, pese a que ha completado múltiples pruebas de vuelo a gran altura con sus prototipos de Starship, el siguiente paso importante del prototipo es llegar al espacio. 

Su progreso se ha retrasado en múltiples ocasiones el año pasado, y una prueba de vuelo orbital está ahora pendiente de la aprobación reglamentaria. SpaceX necesita una licencia de la Administración Federal de Aviación para seguir adelante con la prueba de vuelo, y también está pendiente una evaluación medioambiental clave.

Y además