Skip to main content

Devuelven los 600 millones de dólares del mayor robo de criptomonedas de la historia: se ha respetado el trato

Criptomonedas

24/08/2021 - 08:35

La trama llega a su fin y el mayor robo de criptomonedas de la historia acaba con la devolución de todo el dinero.

Los robos pueden darse en todas las circunstancias, tanto en la calle como a través de la red, y en el mundo digital con unas cantidades abrumadoras. Hace un par de semanas se supo que se había llevado a cabo el mayor robo de criptomonedas conocido, se extrajeron unos 600 millones de dólares (512 millones de euros).

Este robo lo realizaron tras detectar una vulnerabilidad en el sistema de Poly Network que sirvió para llevarse miles de activos digitales, sobre todo Ethereum. Fueron 267 millones de dólares en Ethereum, 252 millones en Binance y unos 85 millones USDC. Pero no era un robo normal, tal como supimos con el paso de las horas.

Según publicamos días después, la empresa Poly Network ofreció 500.000 dólares a quien estuviese detrás, una recompensa por desvelar el fallo de seguridad, aunque a cambio de devolver todo el dinero. Funcionó. El hacker afirmó que devolvería todo y que lo hizo por simple diversión.

Hace unas horas se ha realizado esta devolución a Poly Network. Según publican en CNET, durante la jornada de ayer se le envió la totalidad de criptomonedas robadas. El hacker Mr. White Hat cumplió con lo prometido.

La empresa ha informado que "En este momento, todos los activos de los usuarios que se transfirieron durante el incidente se han recuperado por completo". Ahora quedará el siguiente paso: que ese dinero vuelva a manos de sus propietarios que habían confiado en ellos.

El pirata informático también obtendrá su recompensa. Esta persona ha afirmado que "Mis acciones, que pueden considerarse extrañas, son mis esfuerzos por contribuir a la seguridad del proyecto Poly con mi estilo personal", recogen en CNBC.

Este tipo de acuerdos no son insólitos y en muchas ocasiones los robos o secuestros de equipos acaban con acuerdos entre piratas y víctimas, con un pago por medio. Aunque ahora le toca a la empresa estudiar cuáles han sido los errores cometidos y reformular su seguridad para no volver a sufrir el mismo tipo de percance.

Y además