Skip to main content

Elon Musk admite que las fábricas de Tesla son un horno de quemar dinero

Elon Musk admite que las fábricas de Tesla son un horno de quemar dinero

23/06/2022 - 10:04

Según afirma el propio Musk, sus nuevas fábricas de Tesla en Alemania y Estados Unidos son un completo agujero de millones de dólares debido a la escasez de baterías y a las interrupciones de suministro en China.

Pese a que ya ha pasado un tiempo considerable desde que informábamos constantemente de la falta de materiales en Europa y el encarecimiento de los chips y baterías, es un problema que persiste.

Y ya no es solo que se estén deteniendo fábricas de forma intermitente, también golpea directamente al bolsillo de los consumidores con un aumento de precios.

La Gigafactoría de Tesla en Berlín comenzó a funcionar a pleno rendimiento el pasado 22 de marzo, tras dos años de construcción, y un coste de unos 4.000 millones de euros. La decisión de construirla en Alemania, según Tesla, se debe que el país es una potencia automovilística mundial, y tiene una potente red de suministradores de piezas y materiales.

Más recientemente, Musk formó un gran espectáculo, llamado Tesla Cyber Rodeo, en el que presentó su fábrica de Austin, Texas y presentó grandes novedades como el Autopilot.

Pues bien, según informa él mismo, ambas dos se han convertido en un auténtico horno de quemar millones de dólares en el que hay más gasto que beneficio. "Es realmente como un rugido gigante, que es el sonido del dinero en llamas", dijo Musk.

Tesla Model 3

Tesla Model 3 (2021) Performance: así son su tecnología, conducción autónoma y posibilidades de viajar

La planta de Tesla en Austin produce actualmente un número muy pequeño de coches, en parte porque algunos componentes para sus baterías estaban retenidos en un puerto chino. Y es que, los últimos casos de coronavirus en el país, que ha obligado a cerrar muchas ciudades, no ha favorecido a la marca.

Solo por poner un ejemplo, se impusieron duras restricciones a la circulación de personas y materiales, incluso en el centro financiero, manufacturero y de transporte marítimo de Shanghái.

Pese a todo esto, las intenciones son solo de mejora. Según informa Business Insider, el multimillonario tiene previsto cerrar la fábrica de Shanghái algunas semanas para aumentar su tamaño. 

El objetivo es aumentar la producción de la planta, acercándola al objetivo de la empresa de producir 22.000 coches por semana.

Y además