Skip to main content

Elon Musk diseña un minisubmarino para rescatar a los niños en Tailandia

Elon Musk

08/07/2018 - 10:23

Finalmente no será un túnel de aire, sino un minisubmarino para rescatar a los niños atrapados en el complejo de cuevas Tham Luang Nang Non de Tailandia. El tiempo juega en contra, pero el envío del minisubmarino se hará a lo largo de las próximas horas.

El multimillonario sudafricano Elon Musk, creador de Space X o Tesla, quiere ayudar como sea a los niños atrapados con su entrenador en las cuevas de Tham Luang Nang Non, y tras barajar distintas opciones, incluido un túnel de aire, finalmente ha encargado a sus ingenieros crear un minisubmarino a contrarreloj que será enviado en las próximas horas a Tailandia.

De momento el gobierno tailandés no ha podido encontrar una forma de rescatar a los niños, que yacen atrapados en el interior de estas cuevas y ahora con muchas más dificultades dado que ha empezado a llover. En el día de ayer salieron distintos ingenieros de The Boring Company hacia Tailandia para valorar la situación, y tras analizar los planos de las cuevas han decidido que la mejor manera de rescatarlos es creando un minisubmarino con partes de un cohete Falcón 9.

Estamos hablando de una especie de cápsula que podría ser lo suficientemente segura como para trasladar uno a uno a estos niños hacia el exterior. Elon Musk explica que este pequeño submarino del tamaño de un niño usa como material el tubo de transferencia de oxígeno líquido de un cohete Falcón 9 y que es lo suficientemente pequeño como para pasar por los huecos estrechos de las cuevas.

El submarino, que según lo previsto debería estar ya listo, será enviado a Tailandia llegando en las próximas 17 horas. El diseño del minisubmarino para salvar a los niños de Tailandia contará con cuatro agarres en el frontal y otros cuatro en la parte trasera. También contará con dos conexiones con el tanque de oxígeno en la zona frontal y otros dos en la zona trasera, para permitir tener hasta cuatro tanques conectados al mismo tiempo y bien protegidos ante posibles impactos.

Las tareas de rescate son sumamente complicadas dado que hablamos de un complejo de cuevas de varios kilómetros y con muchos desniveles. Y es que el trayecto por el interior de las mismas incluye distintas cámaras inundadas y hasta un terraplén por el que tendrían que escalar los niños. No obstante un buceador experimentado le puede llevar el trayecto seis horas ida y cinco horas vuelta a favor de la corriente, algo que va a alargarse si se trata de un niño.