Skip to main content

Elon Musk y Jack Dorsey bromean sobre palabras de seguridad, BDSM y criptomonedas

Elon Musk

17/09/2021 - 08:38

Los directivos de Tesla y Twitter han mantenido una curiosa conversación en clave a través de redes sociales.

Si tienes amistad con otra persona, intercambiar mensajes a través de Twitter puede dar a equívocos o despertar cierto interés. Además, esto se ve amplificado cuando eres muy conocido por tu trabajo y tus comentarios son capaces de provocar importantes cambios en el valor de criptomonedas o de las acciones de empresas.

Durante las últimas horas podemos encontrar un ejemplo que reúne los elementos suficientes como para despertar el interés de inversores y curiosos: criptomonedas, directivos de empresas y palabras de seguridad. Para quien desconozca a qué nos referimos con palabras de seguridad, son las que se dicen en algunas actividades sexuales para que estas se detengan.

Todo empezó cuando Jack Dorsey tuiteó “crypto” tal cual, sin mayúscula y entre comillas. Sabemos que el CEO de Twitter ha mostrado públicamente su apoyo a las criptomonedas, por lo que podía ir en esa dirección la publicación. Pero seguramente no esperaba la respuesta que le lanzó Elon Musk.

El CEO de Tesla, que también ha mostrado en ocasiones anteriores su apoyo a distintas criptomonedas, respondió diciéndole que "Esa también es mi palabra segura". Probablemente no es una frase casual, más todavía conociendo la relación de amistad que tienen ambos directivos.

Aunque esto pueda hacer referencia al BDSM, tal como informan en Futurism, sabemos que la respuesta de Elon Musk no es del todo cierta: en diciembre afirmó que su palabra de seguridad era Bitcoin.

Más allá de bromas, una de las opciones que se manejan es que este sea un nuevo intento de agitar el valor de las criptomonedas. Ambos están muy metidos en el sector y saben que cada comentario hace fluctuar el valor de estas, pero quizá haya sido poco claro para lo que hemos visto anteriormente.

En definitiva, broma más o menos privada o intento de manipular el mercado, nos encontramos en un contexto en el que las redes sociales permiten ciertas excentricidades y parece que todos nos prestamos de vez en cuando al juego.

Y además