Skip to main content

El fatídico año de Windows 10 y cómo Microsoft quiere solucionarlo

Windows 10 October

15/11/2018 - 07:45

2018 ha sido un año de contrastes para Microsoft. La división Xbox, por fin, les ha dado alegrías a los de Redmond gracias a los servicios como Xbox Live Gold o Game Pass, pero también con Xbox One X. Sin embargo, en lo que respecta a Windows 10, no todas han sido buenas noticias, sobre todo últimamente con la Windows 10 October 2018 Update.

Y es que, este año se han lanzado varias actualizaciones para Windows 10, pero dos han sido especialmente grandes... y no exentas de polémica. La April 2018 Update estrenó importantes novedades, como una mejor gestión de las notificaciones y, sobre todo, mejoras generales y en el modo juego de Windows 10.

Sin embargo, hubo algunos problemas, como los ocasionados con algunos SSD, ocasionando reinicios sistemáticos. Eso sí, los errores se solucionaron pronto con parches posteriores, algo que no pasó con la última actualización, la de octubre. Y es que, tras lanzarla unos días después de lo debido, Microsoft tuvo que retirarla por problemas varios, como el borrado de archivos de los usuarios.

Microsoft relanza la Windows 10 October 2018 Update, y esto es lo que incluye

Ahora, la Windows 10 October 2018 Update se ha relanzado con el mismo nombre, aunque ya estemos en noviembre, y Microsoft dice que ha aprendido la lección. Y, realmente, debe hacerlo,ya que algunos de los errores de las últimas actualizaciones estaban en los archivos de Microsoft semanas antes del lanzamiento de la versión, ya que los usuarios que están inscritos en el programa Insider, como podemos leer en The Verge, habían informado de ellos.

Por eso, y a raíz del relanzamiento de Windows 10 October 2018 Update, Microsoft promete más transparencia sobre las actualizaciones, documentando el estado de las mismas a partir del año que viene. Michael Fortin, vicepresidente corporativo de Windows, ha afirmado que trabajarán para entregar un código de mayor calidad desde el principio. 

Además de ese compromiso por entregar mejores versiones desde el principio para que, así, no tengan que poner parches tan grandes como hasta ahora, los de Redmond prometen escuchar más a los usuarios para que esos detalles que encuentran los insiders no caigan en saco roto. 

Veremos qué pasa a partir del año que viene, pero es bueno que Microsoft emita este comunicado reconociendo que han cometido errores y que van a poner solución.

Ver ahora: