Skip to main content

Este es el futuro de las pantallas plegables: podrán doblarse como un papel

Google Pixel Fold (concepto)

MacRumors

27/09/2021 - 11:45

Los investigadores siguen trabajando por conseguir pantallas flexibles y prácticas para los smartphones del mañana, y las nuevas ideas vienen por crear paneles tan manejables como el propio papel.

El sector de los smartphones está empeñado en que el futuro pasa por los teléfonos plegables y las pantallas flexibles, ya que estos podrían albergar mucha más pantalla en el mismo espacio. Más fáciles de transportar y, a la vez, más grandes cuando los usamos.

En Samsung lo tienen claro, con los Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip. Ambos teléfonos presentan una misma tecnología pero con conceptos diferentes, ya que uno se abre de forma horizontal y el otro vertical.

Se ha mejorado mucho en los componentes y las pantallas están a un nivel muy alto de calidad y uso. Pero los ingenieros quieren seguir investigando para romper las barreras que hoy tenemos.

Pantalla flexibles origami futuro smartphone

Investigadores del Centro de Investigación de Nanopartículas del Instituto de Ciencias Básicas han anunciado una pantalla plegable QLED 3D que permite doblarse como si fuera un origami.

Pirámides, mariposas, aviones de papel... los investigadores están consiguiendo todo tipo de figuras mientras siguen siendo funcionales. Aunque tienen mucho camino por recorrer todavía.

Por ejemplo, poseen una resolución de pantalla extremadamente baja (64 px), lo que no permite representar prácticamente nada de forma fiel y reconocible, más allá de colores y alguna forma.

Después está su resistencia a la manipulación, ya que la pantalla puede plegarse y desplegarse unas  500 veces sin que ello afecte al rendimiento, lo que palidece en comparación con las pantallas plegables tradicionales la cuales llegan a las 200.000 veces según sus test de resistencia.

Estas dos limitaciones no son para tomar a la ligera, ya que suponen las dos mayores características de las pantallas flexibles: su calidad de imagen y su resistencia. Así que podemos asegurar que el futuro aún está lejano.

Los responsables del experimento creen que pueden mejorar estos dos cualidades, y creen que en unos años serán muy útiles para crear periódicos electrónicos, tabletas y smartphones.