Skip to main content

Google cede y dará a elegir qué navegador usar en Android, pero sólo en Europa

Chrome

20/03/2019 - 09:00

Todo parece indicar que Google se ha cansado de pagar multas en Europa por prácticas monopolísticas. El gigante tecnológico ha dado finalmente la batalla por perdida frente al regulador europeo y a partir de ahora ampliará las opciones para los usuarios de Android, que podrán elegir qué navegador usar de forma predeterminada en Android.

Hasta el momento, aunque Android permite instalar cualquier navegador, las autoridades consideraban que se forzaba al usuario a usar Chrome, el desarrollado por Google. Esto restringía de forma decisiva la competencia, una práctica que crea de facto el monopolio en el sector, algo prohibido por ley.

Para llegar a este punto fue necesaria una multa millonaria, de 5.000 millones de euros tras varios meses de un proceso legal que parecía no tener fin. Finalmente Google ha decidido que no le cuesta tanto ofrecer a los usuarios la opción de cambiar de navegador, algo que ya se puede hacer desde Google Play.

Esta ampliación del abanico de posibilidades no sólo se extiende a Chrome, sino al buscador de Google. A partir de ahora Android te ofrecerá otros buscadores alternativos, como puede ser el caso de DuckDuckGo.

Eso sí, Google ha dado su brazo a torcer allá donde le han obligado, es decir, sólo en Europa. En el resto del mundo nada cambiará para los usuarios de Android.

El contrapunto es que a partir de ahora la marca alerta que comenzará a cobrar a los fabricantes por incluir en sus móviles las apps y servicios de Google, algo que hasta ahora era gratis en muchos casos. Eso podría encarecer el precio de los dispositivos en un porcentaje aún por determinar.

14 trucos de Chrome para Android que seguramente no conoces

No es ni mucho menos el primer encontronazo de la UE con un gigante tecnológico. Hay distintos procesos abiertos contra otras compañías, como por ejemplo Facebook o Apple, ya sea por motivos de privacidad o fiscales, por no hablar de las multas millonarias que ya han tenido que abonar Microsoft y algunas más.

Ahora la pelota está en el tejado de Google, que será quien decida cuándo y cómo aplica esta medida, y sobre todo qué coste quiere trasladar al usuario final, un cambio que ciertamente puede afectar al bolsillo de todos aquellos que quieran comprar un nuevo teléfono móvil o tablet próximamente.