Logo Computerhoy.com

El gran reto de la reconocimiento facial: reconocer rostros según envejecen

Tecnología
Reconocimiento facial

La empresa americana Clearview AI planea una tecnología para identificar rostros a medida que envejecen y busca grandes acuerdos con el gobierno, ya que esta tecnología no tiene el visto bueno de muchos estados y gobiernos a lo largo de EE.UU.

La controvertida empresa de reconocimiento facial Clearview AI planea emplear a más personal para buscar grandes y lucrativos contratos con el gobierno estadounidense por valor de muchos millones de dólares.

El director general Hoan Thon-That dijo a Reuters que los actuales contratos anuales de Clearview con sus 3.100 clientes son relativamente pequeños, y que su objetivo es aumentar el tamaño de los proyectos y el número de clientes (las escuelas de Reino Unido seguro que no serán clientes).

Para llevar a cabo proyectos de mayor envergadura, Clearview AI aumentará su tamaño en un tercio y creará nuevas tecnologías, como el cotejo de fotografías de personas en sus años jóvenes y mayores para mejorar la identificación.

Este punto abre uno de los melones dentro del reconocimiento facial, ya que hasta ahora esa línea no se había cruzado. Algo lógico cuando es una tecnología que falla demasiado a menudo, lo que le ha hecho ganarse la fama de racista, por sus fuertes sesgos raciales.

Clearview es conocida por utilizar sin permiso imágenes personales de usuarios de plataformas de redes sociales como Facebook o Instagram, así como de sitios para compartir fotografías como Flickr o Getty Images. Esta práctica le valió problemas legales en Estados Unidos y Canadá.

El reconocimiento facial gozó de gran fama y predicamento a mediados de década en Estados Unidos, pero tras demostrarse los graves sesgos raciales que sufre, los gobiernos fueron desterrando esta tecnología. Incluso la policía de Estados Unidos ha dejado de utilizarla en muchas situaciones.

Reconocimiento facial

En Europa, continente que nos afecta, nunca ha recibido el visto bueno por parte de las administraciones públicas, por una cuestión de privacidad en un primer momento, a la que ahora se suma la cuestión racial.

Veremos si Clearview consigue recabar los clientes y los proyectos para sacar adelante su nueva tecnología, pero si ya fallan reconociendo personas afroamericanas y asiáticas (según denuncian en Estados Unidos) no nos queremos imaginar echando años los sujetos reconocidos.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además