Skip to main content

Microsoft está obligando a los usuarios a iniciar sesión con su cuenta al actualizar Windows

Windows 10 May 2019 Update

02/10/2019 - 18:45

Microsoft está imponiendo la obligación de iniciar sesión con tu cuenta de usuario al actualizar Windows 10, algo que no era requerible en estos últimos meses y que parece ligado a un cambio de política que podría no gustarte del todo.

Hasta ahora, cuando te instalabas Windows 10, el sistema te daba la opción de crear una cuenta local de usuario, sin necesidad de entrar con tu cuenta de Microsoft. Parece que las cosas han cambiado, y ahora Microsoft está obligando a introducir tus credenciales de Microsoft en el proceso de instalación.

Desde HowtoGeek han comprobado que al instalarse la versión 1903 de Windows 10, se les exige el uso de una cuenta de Microsoft para completar el proceso, sin poder crear una cuenta local como siempre se ha hecho hasta ahora.

Ahora en el proceso de instalación de la última versión de Windows 10, se solicita al usuario que inicie sesión con una cuenta de Microsoft y no te deja otras opciones alternativas como si pasaba antes con la creación de una cuenta local.

En el proceso, Microsoft señala que si bien es obligatorio iniciar sesión en la instalación, después de la misma podrías eliminar tu cuenta de Microsoft asociada accediendo al botón “inicio”, después a “configuración”, luego a “cuentas”, eligiendo “su información” y seleccionando “iniciar sesión con una cuenta local”.

En resumidas cuentas, parece que ahora Windows 10 no ofrece ninguna opción para crear una cuenta local desde el proceso de configuración inicial, y obligatoriamente tienes que introducir tus credenciales de una cuenta de Microsoft. Seguramente ya tengas una cuenta de Microsoft, sea de Hotmail, Outlook, o Skype, y si no la tienes te verás obligado en creártela en el proceso de instalación.

En todo caso hay un truco para evitar tener que introducir estas credenciales de la cuenta de Microsoft. Para ello, cuando te estés instalando Windows 10, debes desconectar el equipo de internet. Esto se hace quitando el cable de Ethernet o bien desconectándote del propio Wi-Fi.

Si haces esto último, en el proceso de instalación saltará un error y te dejará crear una cuenta local como toda la vida. No se sabe si Microsoft parcheará este último aspecto para obligarnos a utilizar nuestras credenciales de acceso de Microsoft para una nueva instalación de Windows 10.