Skip to main content

Una nueva Ley de Telecomunicaciones fija 2023 como fecha límite para la banda ancha de 100Mbps accesible para todos

Una nueva Ley de Telecomunicaciones fija 2023 como fecha límite para la banda ancha de 100Mbps accesible para todos

10/06/2022 - 14:27

La nueva Ley General de Telecomunicaciones establece la obligatoriedad que, de cara a 2023, toda la población española puedan contratar, a un precio justo, un acceso de 100 Mbps. 

Esta nueva ley no hace referencia a la tecnología a emplear u otras características de la conexión, simplemente se centra en la posibilidad de contratación para todos, independientemente de su lugar de residencia (y a un precio asequible), antes de junio de 2023.

En un principio se estableció de cara a 2025, pero esta nueva enmienda adelanta drásticamente el periodo de plazo.

Según la mayoría de los estándares, cualquier cosa que supere los 100 Mbps se considera "rápida". Sin embargo, hay varias variables que deciden la experiencia de uso de una conexión a Internet aunque sea de 100 Mbps.

Una buena velocidad de Internet es de unos 100-200 Mbps. Es un ancho de banda suficiente para reproducir vídeos, jugar a juegos en línea y poder realizar las ya tan famosas videollamadas. Además, te promete un internet rápido incluso cuando alguna que otra persona extra en tu WiFi.

Por supuesto, no siempre necesitarás un Internet tan rápido, sobre todo si te conectas principalmente para consultar el correo electrónico, buscar en Internet y ver algo en Netflix en HD. 

Xiaomi Mi Router AX1800

WiFi 6, todo lo que debes saber y los mejores routers compatibles que puedes comprar

Ahora bien, 100 Mbps no serán lo suficientemente rápidos si vives en una casa grande y muchas personas utilizan tu WiFi para realizar actividades de gran ancho de banda al mismo tiempo. Además, las velocidades de 100 Mbps requerirán mayores tiempos de espera para descargar archivos grandes.

La nueva Ley General de Telecomunicaciones se enmarca en la agenda fijada por el Gobierno en el programa España Digital 2025, que está aún a la espera de ser publicada en el BOE, entrando finalmente en vigor (se espera que sea en unos días).

Destacar que no solo se ha valorado este aspecto si no que se ha establecido la obligatoriedad también de que los teleoperadores de los servicios de atención al cliente, además de atender en castellano, lo hagan en catalán, gallego, euskera y valenciano. Esto implica la necesidad de tener al menos una persona que sea capaz de comunicarse fluidamente en estos dialectos.

Y además