Skip to main content

Nvidia afirma que entre 100 y 300 millones de sus ingresos del cuarto trimestre de 2020 se deben a la minería de criptomonedas

bitcoin

Depositphotos

25/02/2021 - 12:29

Los mineros de Bitcoin y otras criptomonedas se están quedando con gran parte de los recursos de computación más potentes del mercado. Mientras los consumidores ven imposible montar un PC gaming potente, Nvidia obtiene ventas récord.

Las ganancias de Nvidia en el cuarto trimestre de 2020 crecieron un 61% en comparación con el año anterior. Estos ingresos récord proceden de sus dos segmentos más importantes, los videojuegos y los centros de datos, pero hay otro mercado que está interfiriendo. 

La minería de criptomonedas está creciendo a tal velocidad que está provocando escasez en el mercado como las tarjetas gráficas RTX 3000. La especulación y la pandemia son parte también de este problema, pero Nvidia ya ha reconocido que, de esos ingresos récord conseguidos en 2020, un buen pellizco tiene su origen en los mineros de Bitcoin y otras criptodivisas

La directora financiera, Colette Kress, aclara que los datos son una estimación, pues no pueden rastrear con precisión el uso final que se les da a las GPU vendidas, por lo que consideran que la cifra real puede ser incluso mayor. "Sospechamos que el aumento significativo en la tasa de hash de Ethereum observado en los últimos meses fue impulsado por una combinación de capacidad minera previamente instalada que se reactivó, así como las ventas de noticias de GPU y ASIC", dijo Kress.

Ingresos Nvidia 2020 Q4

Nvidia

A pesar de las altas cifras de ingresos, Nvidia ha tomado la decisión de reducir las capacidades de extracción de Ethereum de su próximo RTX 3060 para hacer que la tarjeta sea menos atractiva para los mineros. Además, la nueva línea CMP centrada en minería podría ayudar a aliviar los problemas de disponibilidad actuales de Ampere. "Los productos CMP nos permitirán obtener algo de visibilidad sobre la contribución de la criptominería a nuestros ingresos generales" según Kress.

Aún así, se espera que la escasez global de chips persista hasta el próximo año. Desde la compañía consideran poco probable que se produzca otro colapso de las criptomonedas como sucedió en 2018, cuando el valor de Bitcoin llegó a caer un 65% en solo cuatro semanas. "Las criptomonedas han comenzado a ser aceptadas recientemente por empresas e instituciones financieras y muestran mayores signos de resistencia", explicó Kress. 

Empresas como Tesla han anunciado una inversión de 1.500 millones en Bitcoins y empezará a aceptarlos para la compra de sus coches. Este tipo de iniciativas supone un empuje considerable para las criptodivisas y la minería de estas. 

Además del colapso del mercado de chips, que ha obligado a Nvidia fabricar de nuevo una tarjeta con 4 años de antigüedad (GTX 1050 Ti), el auge de la minería de criptomonedas también empieza a ser preocupante en la conservación del medioambiente. Varios estudios alertan de la contaminación que supone el consumo energético necesario el minado y que ya supera el consumo de algunos países como Argentina.