Skip to main content

Las orejas de gato que muestran cómo te sientes usando tus ondas cerebrales

Las orejas de gato que muestran como te sientes usando tus ondas cerebrales

24/03/2022 - 16:07

Puede que no sea el complemento que se ponga de moda en un futuro cercano, pero si siempre has querido expresar tus sentimientos como un gato con estas orejas podrás hacerlo.

Existen productos que, en realidad, no tienen mucha razón de ser, pero que consiguen llamar la atención de una manera casi extrema. El ejemplo más claro son las orejas de gato que muestran cómo te sientes usando tus ondas cerebrales. No, no has leído mal. Alguien ha decidido crear este producto porque ha pensado que es una buena idea.

Y, es que, pese a que puede resultar desconcertante en un primer momento, lo cierto es que no es lo más raro que se ha visto en cuanto a complementos tecnológicos para el día a día. De hecho, si ponemos encima de la mesa los NFT nos encontramos con que hay gente pagando por supuestamente una prueba de posesión de arte digital.

Resulta bastante interesante tanto el planteamiento de la idea como su funcionamiento, haciendo que tenga un valor bastante grande a nivel de ser un accesorio muy curioso. Eso sí, no ha sido fácil dar con la tecla para conseguir que este accesorio sea funcional y, además, no tenga una estética de prototipo.

La persona detrás de esto es Jazz Dimauro, un artista que ha diseñado estas orejas de gato y, además, ha conseguido establecer su funcionamiento para que sea un artilugio portátil. Y, es que, la forma en la que funcionan estas orejas de gato es mediante un sensor de electroencefalograma de pequeño formato.

Dicho elemento está a su vez conectado a un receptor el cual es capaz de traducir las ondas del cerebro y convertirlas en movimiento para las orejas de gato. Sí, es algo bastante complejo y está aplicado a tener un accesorio muy poco convencional, pero que asegurará las miradas de todas las personas.

VIDEO

En esta curiosa bici la rueda trasera también cambia de dirección

Las orejas están hechas de tela que simulan ser el interior y el exterior de un gato, mientras que el resto del casco es complementa de plástico. La petaca en la que está el receptor del electroencefalograma se encuentra en el lado izquierdo y tiene un buen tamaño, haciendo que no esté nada disimulada.

Además, para que las orejas funcionen se necesita de un apéndice que es donde se encuentra el electroencefalograma. Así que la parte que parece el micrófono de unos auriculares es este dispositivo por lo que habrá que tener máximo cuidado con esta zona ya que es la que se dedica a leer las ondas cerebrales.

Los sentimientos que pueden mostrar estas orejas dependerán del usuario, peor hay que entender que se traducen a lo que supuestamente hacen los gatos. El hecho de levantar las orejas para mostrar curiosidad, echarlas hacia atrás para el recelo y etc. El rango de sentimientos no extremadamente amplio, pero es funcional.

Y además